00:41 GMT25 Septiembre 2020
En directo
    América Latina
    URL corto
    0 11
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — El accionar de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) de Paraguay en un operativo ejecutado en la localidad de Yby Yaú (noroeste), donde murieron dos niñas, presenta características de un crimen de Estado, alertó la Coordinadora de Derechos Humanos de Paraguay (Codehupy) en un comunicado.

    "Los sucesos de Yby Yaú, al igual que otros también protagonizados por la FTC en el pasado, presentan características inquietantes de un nuevo crimen de Estado, esta vez con dos niñas asesinadas, quienes habrían tenido apenas 11 y 12 años, presentadas como partícipes de un supuesto enfrentamiento armado", dice el texto.

    El 2 de septiembre, dos personas presuntamente asociadas a la guerrilla Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) murieron en un enfrentamiento con integrantes de la FTC, que realizaba un operativo en la localidad de Yby Yaú.

    El 4 de septiembre se presentaron en la prensa local documentos que señalan que las personas abatidas eran dos niñas de 11 años, de nacionalidad argentina, sobrinas de dos mujeres integrantes del EPP.

    El Gobierno rechazó esa información.

    "Del estudio realizado por el médico forense se concluye que son menores pero no de las edades que están manifestando. Lo grave acá es que ellas estaban en un lugar que forma parte del campamento de un grupo criminal, y lógicamente las fuerzas públicas al confrontar un grupo criminal no pueden ponerse a determinar y a consultar las edades", dijo el Ejecutivo en un pronunciamiento sobre el enfrentamiento.

    El organismo de derechos humanos cuestiona a su vez el apresuramiento por sepultar los cuerpos antes de que sean identificados y entregados a sus familiares, y señala que "pareciera existir premura por intentar borrar evidencias del terrible suceso".

    "El acento triunfalista del gobierno, en relación a un hecho que está más cerca de ser caracterizado como terrorismo de Estado que como un logro en materia de seguridad, es de por sí incompatible con todo principio de derechos humanos", agrega el comunicado.

    La Codehupy pide "el esclarecimiento completo de estos hechos", y cuestiona la legalidad de la existencia de la fuerza de seguridad especial paraguaya.

    El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, se refirió a lo ocurrido en el norte del país durante una rueda de prensa desde el departamento de Caaguazú (centrosur).

    "Yo tengo hijos adolescentes, niños, y ver que fruto de la violencia, las víctimas son niños expuestos de manera cobarde e irresponsable es un dolor que como ser humano y como padre uno siente en el corazón, es doloroso. Ya tuve muchos días difíciles", dijo el mandatario.

    La organización guerrillera EPP, de tendencia marxista leninista, es un grupo armado surgido en 2008.

    Etiquetas:
    derechos humanos, Paraguay
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook