00:06 GMT26 Septiembre 2020
En directo
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, respondió al Gobierno de EEUU que su administración permite y garantiza la inversión de empresas de EEUU y otros países en el sector energético, luego de que el secretario de Estado (canciller) estadounidense, Mike Pompeo, planteó la preocupación por el destino de varios proyectos.

    "Sí, él [Pompeo] ha planteado eso y otros servidores públicos del Gobierno de EEUU, coincidimos en que sí debe permitirse y garantizarse la inversión extranjera en el sector energético, siempre y cuando no se afecte el interés general, no se perjudique la Hacienda Pública, no haya destrucción de nuestro territorio, ni contaminación, pero estamos de acuerdo y es muy buena la relación", respondió en conferencia de presa el presidente a los comentarios de Pompeo.

    El secretario de Estado estadounidense aseguró que la administración del presidente Donald Trump desea que las firmas estadounidenses tengan la oportunidad de invertir en el país latinoamericano, que "es el más interesado en tener inversión estadounidense, en la tecnología que se trae para desarrollar los recursos energéticos mexicanos, para beneficiar a la gente de México".

    Pompeo hizo ese comentario el 3 de septiembre, acerca de las misivas enviadas a la Casa Blanca de parte de compañías de energía estadounidense, para expresar quejas por una "falta de certeza jurídica" de sus inversiones en el sector energético mexicano, realizadas en años recientes.

    López Obrador dijo que "esto lo plantean básicamente por un permiso que están solicitando para que se exporte gas desde Baja California [noroeste] a Asia, esa empresa que quiere este permiso es Sempra".

    Una reforma constitucional de 2013, que la administración actual planea revertir, abrió ese sector a empresas privadas y extranjeras después de ocho décadas de monopolio estatal, permitiendo inversiones en extracción de petróleo y gas de las gigantes del sector energético de todo el mundo. 

    Exportación de gas mexicano a mercados asiáticos

    La empresa estadounidense Sempra Energy informó el 2 de septiembre que está negociando con el Gobierno de México para obtener el visto bueno a exportaciones de gas natural licuado desde su terminal Energía Costa Azul, que desarrolla en Baja California.

    El objetivo de los inversionistas es "obtener el permiso de exportaciones por 20 años para la fase uno del proyecto de infraestructura de licuefacción y exportación".

    López Obrador dijo que las autoridades federales mexicanas "estamos analizando la situación, porque esta misma empresa y otras que tienen alguna sociedad, fueron también las vendieron gas a la Comisión Federal de Electricidad [CFE] con los gasoductos", que se construyeron en el norte de México para conectar con las redes del sur de EEUU, y permitir la importación de ese energético.

    Los contratos de compra de gas a esos productores estadounidenses "no va a tener uso, fue un mal negocio para la Hacienda Pública y buen negocio para los particulares", dijo el jefe de Estado.

    Al respecto, Pompeo dijo que con la entrada en vigor del nuevo tratado comercial de Norteamérica (T-MEC) ha habido progresos para promover las inversiones norteamericanas en México.

    López Obrador explicó que su administración está buscando "un acuerdo para que ese gas que tenemos que tenemos de más, que no vamos a usar y sí vamos a pagar, puedan ellos comercializarlo en Asia, para reducir nuestros costos y apoyar a la CFE", la firma estatal mexicana de electricidad.

    Los directivos de Sempra han sido atendidos por altos funcionarios mexicanos.

    "Para eso estamos aquí, para hacer buenos negocios públicos, no como antes, que todos los negocios jugosos eran para particulares a costa de la Hacienda Pública", puntualizó el jefe del Ejecutivo.

    Subrayó finalmente que el objetivo gubernamental "no es impedir que haya inversión, ni impedir que se instalen empresas, no es poner obstáculos, es que se beneficie México".

    La primera fase del proyecto desarrollado por Sempra Energy y su filial mexicana Infraestructura Energética Nova (IEnova) contempla la instalación de un tren de licuefacción de gas para producir 2,5 millones de toneladas anuales en la fase inicial.

    Pero la decisión definitiva sobre la inversión, prevista para el segundo trimestre de 2020, todavía no ha sido tomada, porque depende de la autorización mexicana de exportaciones.

    Sempra planeaba realizar los primeros suministros de gas natural licuado en 2023, con el fin de diversificar los suministros regionales, bajar los precios y exportar a los mercados asiáticos.

    La segunda fase del proyecto supone el aumento de la producción a 12 millones de toneladas anuales. 

    Etiquetas:
    EEUU, inversión extranjera, Andrés Manuel López Obrador, México, sector energético
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook