00:02 GMT21 Septiembre 2020
En directo
    América Latina
    URL corto
    0 02
    Síguenos en

    QUITO (Sputnik) — Mediante decreto ejecutivo, el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, autorizó el cobro anticipado del Impuesto a la Renta del 2020 de 1.000 grandes contribuyentes que generaron ingresos durante la emergencia del COVID-19.

    "Firmé el decreto 1137 para que las grandes empresas no afectadas por la pandemia, paguen el anticipo al impuesto a la renta. Con esos recursos nos ponemos al día con servicios de salud y compraremos insumos y medicamentos ¡Juntos estamos saliendo adelante!", dijo Moreno en su cuenta de la red social Twitter.

    ​En el decreto ejecutivo se especifica que pagarán anticipadamente el impuesto los grandes contribuyentes que percibieron en 2019 ingresos brutos iguales o superiores a 5 millones de dólares, y utilidades entre enero y julio de 2020.

    Esta es la segunda ocasión en que Moreno trata de establecer el cobro anticipado del Impuesto a la Renta.

    El primer decreto fue suscrito el 27 de julio, pero el 11 de agosto la Corte Constitucional lo declaró inconstitucional porque no justificaba que el dinero recaudado se destinaría a cubrir exclusivamente los gastos para enfrentar la pandemia del COVID-19 durante el período de excepción, que rige desde marzo.

    En un video posteado en su cuenta de Twitter, Moreno dijo que su Gobierno aspira a recaudar alrededor de 300 millones de dólares, con los que cumpliría pagos con la Junta de Beneficencia de Guayaquil, la Sociedad de Lucha contra el cáncer y y la Cruz Roja.

    Añadió que los recursos también se destinarán a la compra de medicamentos.

    "No es un nuevo impuesto; es un pago anticipado del valor que estas grandes empresas deberían recaudar en el año 2021. Durante estos duros momentos todos los ecuatorianos hemos aportado con el país (...) hoy el turno de aportar les corresponde a las grandes empresas que pudieron continuar con sus actividades durante la pandemia", destacó Moreno.

    Los empresarios ecuatorianos se oponen a la medida y sostienen que las pérdidas acumuladas para el sector empresarial hasta junio del presente año, producto de la pandemia de COVID-19, ascienden a más de 18.700 millones de dólares, y que las empresa que deberán pagar el impuesto anticipado son las que más generan empleo formal en el Ecuador.

    Pablo Arosemena, presidente de la Federación de Cámaras del Ecuador, dijo a periodistas que la medida es un atentado económico asfixiante pues en el rango de empresas que generan ingresos por 5 millones de dólares al año, técnicamente también están pequeñas y medianas empresas.

    Etiquetas:
    impuestos, Lenín Moreno, Ecuador
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook