En directo
    América Latina
    URL corto
    170
    Síguenos en

    La bancada del partido Movimiento Regeneración Nacional presentó una propuesta en el Senado mexicano para aumentar 400% el Impuesto Espacial a la Producción y Servicios (IEPS) en la venta de refrescos. De ser aprobada, el gravamen para la bebida azucarada pasaría de 1,2 pesos (5 centavos de dólar) a 5 pesos (23 centavos de dólar) por litro.

    Esta iniciativa fue presentada por el senador del estado de Oaxaca, Salomón Jara Cruz, aunque es respaldada por 36 senadores de Morena. La propuesta incluye reformas en diversas disposiciones de la Ley General de Salud, la Ley General de Derechos de Niñas, Niños y adolescentes, de la Ley General de Educación, además del IEPS.

    La medida también contempla aumentar los impuestos para la venta de alimentos ultraprocesados y de bajo valor nutrimental, definidos a partir de una densidad calórica de 275 kilocalorías o más por cada 100 gramos.

    En este caso, el IEPS a la venta de productos como botanas, chocolate y demás productos derivados del cacao, productos de confitería, flanes, pudines, dulces de frutas y hortalizas, cremas de cacahuate y avellanas, dulces de leche, alimentos preparados a base de cereales, así como los helados, nieves y paletas de hielo tendría un aumento de entre 8 y 25%.

    Asimismo, el proyecto legislativo incluye una propuesta de reforma para prohibir la venta de alimentos chatarra y bebidas azucaradas dentro de escuelas públicas o privadas, así como la obligación de comprobar la mayoría de edad para adquirirlos en tiendas.

    Salomón Jara señaló que esta propuesta busca que el Gobierno recaude recursos adicionales para impulsar acciones a favor de la accesibilidad y disponibilidad de agua potable de la población. Además, pretende fortalecer las políticas para promover un cambio hacia el consumo de alimentos saludables, con la finalidad de reducir la morbilidad y mortalidad por enfermedades crónicas.

    La iniciativa se presenta a casi un mes de que Oaxaca se convirtiera en la primera entidad de México en vedar la venta directa de comida chatarra a los menores de edad.

    A su vez, el secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera, comentó que el organismo a su cargo de momento "no contempla nuevos impuestos a papitas, cigarros, refrescos". Herrera explicó que el Paquete Económico —conjunto de proyectos legislativos que presenta el Ejecutivo federal al Poder Legislativo, cada año fiscal, para su análisis y aprobación— está prácticamente acabado, no lo estamos diseñando, así que les puedo decir que no va a haber". Según el titular de Hacienda, el Paquete Económico se enviará al Congreso el próximo 8 de septiembre.

    El presidente del país, Andrés Manuel López Obrador, se declaró en contra de la propuesta de Morena.

    "En el caso de los refrescos y los productos industrializados, y cigarros, alcohol, siempre se ha establecido como norma el aumentar los impuestos para que el gobierno tenga de esa forma dinero, y pueda llevar a cabo campañas contra el alcoholismo, el tabaquismo, en este caso contra productos chatarra", explicó.

    "Yo no estoy de acuerdo con eso porque no se puede traficar con la salud del pueblo, no es: dame y ya puedes vender tus productos", expresó López Obrador quien subrayó que es deber del Gobierno hacer campañas de orientación nutricional.

    Hoy en día México ocupa el primer lugar en el consumo de refrescos a nivel mundial con 163 litros por persona al año. Según los datos proporcionados por el Instituto de Investigaciones Sociales, una familia mexicana promedio destina el 10% de sus ingresos totales a la compra de refrescos.

    Etiquetas:
    comida chatarra, Morena, refresco, Andrés Manuel López Obrador, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook