00:33 GMT26 Septiembre 2020
En directo
    América Latina
    URL corto
    0 01
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — El expresidente uruguayo Tabaré Vázquez debería comparecer ante la justicia para explicar por qué no se conocieron durante sus mandatos testimonios de militares retirados admitiendo haber cometido asesinatos y torturas durante la dictadura (1973-1985), dijo a Sputnik el periodista y analista político Esteban Valenti.

    "Vázquez debe rendir cuentas en la justicia sobre los dos tribunales (de honor de las Fuerzas Armadas) que se produjeron durante sus períodos de Gobierno", dijo Valenti, quien fuera asesor de campaña de Vázquez.

    El político añadió que también el expresidente José Mujica (2010-2015) tiene que "rendir cuentas" por estos hechos, así como los distintos secretarios de Presidencia y ministros de Defensa de los tres Gobiernos del hoy opositor Frente Amplio.

    El 27 de agosto se dieron a conocer las actas de un tribunal de honor efectuado en 2006 contra el militar retirado Gilberto Vázquez, en las que el interrogado reconoce su participación en torturas y asesinatos durante la dictadura cívico-militar.

    "Nosotros ejecutamos, no asesinamos (…) Nosotros no torturamos, nosotros apremiamos porque no había más remedio, el mínimo imprescindible para sacar la verdad (…) Tuve que matar y maté y no me arrepiento. Tuve que torturar y torturé con el dolor en el alma y me cuesta muchas noches dormir (...) pero no me arrepiento", declaró el militar.

    Gilberto Vázquez fue condenado en 2009 a 25 años de cárcel, acusado de 28 homicidios especialmente agravados, y cumple actualmente una pena de prisión domiciliaria, concedida por la justicia en 2016.

    Un hecho similar se dio en 2018 con el testimonio del militar retirado José Gavazzo, homologado por el Gobierno presidido por Vázquez, y que se dio a conocer en la prensa en 2019.

    Gavazzo fue condenado en 2009 en el mismo caso que Vázquez y otros tres militares, por los mismos delitos y con la misma pena, aunque desde 2015 cumple su condena con prisión domiciliaria.

    Además, en marzo de este año, fue condenado a 25 años de prisión por su coautoría el secuestro y asesinato del maestro y periodista Julio Castro, en 1977, cuyo cuerpo fue hallado en 2011.

    Dos alternativas

    Valenti dijo que solo hay dos alternativas para explicar lo que sucedió en los tribunales militares.

    La primera es que la cúpula del Frente Amplio sea "imbécil" y se haya dejado engañar por los militares.

    Sin embargo, el director general de la Agencia Uruguaya de Noticias, consideró que eso no es cierto y que los hechos no ocurrieron así.

    "La otra alternativa es que los directos responsables de esto son el presidente Tabaré Vázquez y José Mujica", agregó.

    Valenti afirmó que esto implica que la cúpula del hoy opositor Frente Amplio, que gobernó el país entre 2005 y el 1 de marzo de este año, "haya negociado con los militares".

    "Yo no digo que el Frente Amplio no hizo nada sobre el tema de derechos humanos. En estos quince años de Gobierno se entró a los cuarteles, se buscaron restos (de desaparecidos). No es blanco y negro, se hicieron cosas; pero eso no impide ver la barbaridad de estos actos en los que no se dio a publicidad y no se entregó a la justicia estos documentos", agregó.

    Desafuero

    El martes, el actual ministro de Defensa, Javier García, aseguró que el Gobierno del Frente Amplio estaba al tanto de lo que contenían las actas del tribunal de honor de 2006.

    Por su parte, desde el Frente Amplio se niegan estas acusaciones.

    "Cómo vamos a hacernos responsables de algo que allí (en la información que tenía el Gobierno) no constaba; lo que queda bien claro es hay una manipulación evidente de la información", dijo el lunes a Sputnik la exsenadora frenteamplista, Mónica Xavier.

    La dirigente consideró que no es casualidad que esta información aparezca en el momento en que se discute la posibilidad de votar en el parlamento el desafuero del senador y excomandante en jefe del Ejército, Guido Manini Ríos.

    Manini Ríos es indagado por la justicia uruguaya por su actuación cuando era comandante en jefe del Ejército respecto al caso de un tribunal de honor de esa institución formado para juzgar el asesinato y posterior desaparición en 1973 de un integrante de la guerrilla del Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros, Roberto Gomensoro.

    El actual senador omitió informar a la justicia de ese hecho, tal como establece el reglamento de los Tribunales de honor de las Fuerzas Armadas.

    La sesión para votar el desafuero iba a realizarse el martes, pero fue pospuesta y todavía no está claro cuándo se va a realizar.

    En octubre de 2019, en plena campaña electoral, Manini Ríos, entonces candidato presidencial por el partido Cabildo Abierto, que hoy integra la coalición de Gobierno, aseguró que no se ampararía en los fueros en casos de ser electo legislador.

    Etiquetas:
    Tabaré Vázquez, dictadura, Uruguay
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook