18:55 GMT24 Septiembre 2020
En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    0 0 0
    Síguenos en

    BUENOS AIRES (Sputnik) — El ministro de Desarrollo Social de Argentina, Daniel Arroyo, destacó en una entrevista exclusiva con Sputnik una política de Estado que planea durante la próxima década urbanizar 4.416 villas de emergencia y asentamientos precarios en los que habitan cuatro millones de personas.

    "El plan consiste en la urbanización de los 4.400 barrios populares donde viven 4 millones de argentinos y donde hay hacinamiento, falta agua y servicios básicos", indicó el funcionario.

    Esta iniciativa se basa en una ley sancionada por unanimidad en el Congreso en octubre de 2018, durante el Gobierno anterior, que pretende regularizar las 4.416 villas y asentamientos inscritas en el Registro Nacional de Barrios Populares (Renabap), de las cuales 1.726 se encuentran en la provincia de Buenos Aires (este), la mayor del país.

    La normativa permite encarar "una política de infraestructura básica y urbanización que implica el derecho al hábitat, el tener piso de material, espacios públicos, vivienda, y que además genera un gran plan de creación de empleo", valoró Arroyo.

    Ante las denuncias de organizaciones sociales por la falta de regularización de tierras, el ministro dijo que las soluciones son urbanizar los barrios y fortalecer el trabajo en comunidades locales que apunte a la desconcentración territorial.

    En el área metropolitana de Buenos Aires, que abarca la capital y parte de la provincia y representa el 1% del territorio argentino, viven 17 millones de personas.

    El plan, que es parte de la política social planeada por el Ejecutivo de Alberto Fernández para enfrentar la crisis económica, proyecta comenzar con 400 barrios por año, especificó el ministro.

    Política pospandemia

    Las otras dos columnas de la política de desarrollo pospandemia que lleva adelante la actual gestión son el plan Potenciar Trabajo, con la que esperan generar 300.000 puestos de trabajo, y la asignación de un ingreso de base para la población más carenciada.

    "Estamos encarando el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) por el que 9 millones de personas que tienen dificultades con el trabajo reciben un ingreso mensual de 10.000 pesos (128,61 dólares)", señaló el dirigente.

    El Estado, en paralelo, cubre la mitad del salario para 2,2 millones de empleados en el sector privado.

    Por otra parte, el ministro descartó que Argentina enfrente el riesgo de una convulsión social ante la recesión, que se extiende ya por más de dos años, y la dificultad añadida que ha supuesto la pandemia del COVID-19.

    "No hay condiciones ni riesgo de estallido social de Argentina ante la inmensa cobertura social del Estado y ante la inmensa red tejida por la sociedad civil que encabezan las organizaciones sociales y religiosas", concluyó.

    El presidente Alberto Fernández considera que las acciones del Ministerio de Desarrollo Social son parte de las políticas más relevantes que emanan de su Gobierno para responder a la delicada coyuntura que atraviesa Argentina.

    Etiquetas:
    urbanización, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook