18:49 GMT21 Septiembre 2020
En directo
    América Latina
    URL corto
    160
    Síguenos en

    El gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez, dijo que es "una bajeza" la filtración de un vídeo con uno de sus excolaboradores recibiendo dinero, y la acusación del exdirector de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya, contra el político opositor y otros senadores, acerca de supuestos sobornos cobrados para aprobar una reforma energética en 2013.

    "El señor Emilio Lozoya ha pretendido involucrarme con una bajeza inaudita en actos de corrupción, ha aportado solo sus dichos que valen lo que su prestigio: nada; de manera perversa, se filtró un vídeo en que aparece una persona en la que deposité mi confianza y que me acompañó por años", dijo el gobernador de ese estado central en una conferencia conjunta con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

    En el vídeo de poco más de cuatro minutos aparecen dos funcionarios legislativos del opositor Partido Acción Nacional (PAN, centroderecha) Guillermo Gutiérrez Badillo y Rafael Jesús Caraveo, cuando eran empleados en la Cámara de Senadores de legisladores de ese grupo en la legislatura anterior.

    Gutiérrez Badillo era hasta el 17 de agosto secretario particular del gobernador Domínguez, quien lo destituyó en forma fulminante.

    El gobernador informó que removió de su cargo su secretario particular, que dio parte a las instancias correspondientes, para que el destituido "a su vez apele al derecho que le convenga".

    El gobernante de ese polo industrial del centro del país será anfitrión de la reunión de López Obrador con la Conferencia Nacional de Gobernadores, que aglutina a los gobernantes de las 32 entidades de la federación mexicana.

    Lozoya, quien enfrenta un proceso por peculado y lavado de dinero por recibir coimas de la brasileña Odebrecht, declaró como testigo protegido de la Fiscalía General que por órdenes del entonces presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018), sobornó a senadores de todos los partidos políticos para que se aprobaran la reforma energética ahora vigente, entre ellos Domínguez, en sus tiempos de legislador.

    "No se puede creer en la palabra de un delincuente confeso, hoy doy la cara aquí y ante la autoridad, no busco la protección a cambio de inventar falsedades", dijo Domínguez ante el jefe del Ejecutivo federal y los integrantes del Gabinete de Seguridad, entre ellos el general Luis Crescencio Sandoval, secretario de la Defensa.

    Las ramificaciones del caso

    Lozoya, quien recién fue extraditado de España, tras permanecer prófugo y ser detenido en Málaga en febrero pasado, afirma que pagó sobornos para aprobar la reforma a otros cuatro senadores del Partido Acción Nacional (PAN centroderecha):

    • Ernesto Cordero,
    • Salvador Vega,
    • Jorge Luis Lavalle,
    • Ricardo Anaya, quien fue candidato presidencial en 2018.

    El exdirector de Pemex también acusa del mismo delito su correligionario David Penchyna, entonces senador del Partido Revolucionario Institucional (PRI), al que pertenece Peña Nieto.

    Entre las filas del gobernante Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) Lozoya señala al actuar gobernador del estado de Puebla (centro), Miguel Barbosa, que se desempeñó como presidente del Senado cuando militaba en el Partido de la Revolución Democrática (PRD, centroizquierda), que abandonó junto con López Obrador, tras décadas en esas formación.

    El presidente dijo la víspera al presentar el vídeo de marras en su conferencia de prensa que la escena "es bastante fuerte, muestra la inmundicia del régimen de corrupción que imperaba, porque todo este dinero se utilizaba para comprar voluntades, conciencias, para comprar votos".

    Interrogado sobre la respuesta del gobernador anfitrión, López Obrador respondió que el político opositor "ya fijó su postura, lo hizo con mucha claridad y escuché que esa iba a ser su única aclaración sobre el tema".

    Pidió a los periodistas evitar el asunto, "por respeto y urbanidad política" y que corresponde a la Fiscalía aclararlo.

    Lozoya ha entregado vídeos a los fiscales sobre los supuestos pagos de sobornos en efectivo entre 2013 y 2014 "conforme lo iba indicando Luis Videgaray", quien entonces era secretario de Hacienda y después fue canciller.

    Domínguez dijo que esa versión "es una infamia que atribuyo a una intención política, porque el próximo año hay elecciones", para renovar el Congreso federal y la mitad de los 32 cargos de gobernadores.

    "Nadie puede comprar lo que ya tiene: desde que fui diputado federal con respeto apoyé la reforma energética del 2008 del Partido Acción Nacional; la seguí apoyando como senador de la República, de hecho la presenté personalmente a nombre de mi partido", recordó Domínguez ante López Obrador, que escuchaba con rostro adusto.

    El gobernador subrayó que la reforma que puso fin al monopolio de Pemex y abrió el sector a contratos de exploración y producción del Estado mexicano con grandes petroleras de EEUU, Europa, China y Rusia, entre otras potencias, "era benéfica para el país, por tanto como legislador mi trabajo fue dar al país el mejor marco legal", pero cuestionó su implementación.

    "No había necesidad de darme dinero para obtener un voto que ya se tenía, por mi convicción personal", expresó.

    Finalmente reseñó que siendo senador presentó alrededor de 800 reservas y modificaciones a la reforma energética vigente, que el actual gobierno intenta revertir.

    Etiquetas:
    sobornos, Pemex, México, Emilio Lozoya
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook