14:49 GMT27 Septiembre 2020
En directo
    América Latina
    URL corto
    0 30
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El poder de los vientos del huracán Genevieve bajaron a categoría tres en la escala Saffir-Simpson, de cinco niveles, pero sigue siendo peligroso para las costas mexicanas del océano Pacífico, informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

    "El centro del huracán Genevieve categoría 3 en la escala Saffir-Simpson, se aproxima al sur de la península de Baja California, manteniendo su desplazamiento paralelo a las costas mexicanas", informó el SMN.

    Todo el sistema ciclónico avanza en paralelo a las costas mexicanas y la trayectoria prevista es hacia el noroeste, sin causar víctimas hasta la fecha.

    A las 7:15 hora local (12:15 GMT), "la distancia al lugar más cercano es de 260 kilómetros [km] al sur de Cabo San Lucas, Baja California Sur", localizado en la península del mismo nombre, precisa el reporte.

    El SMN informó que el fenómeno presentaba al anochecer del 17 de agosto vientos sostenidos de 215 km/h y rachas de 260 km/h, pero esta mañana de 19 de agosto los vientos sostenidos bajaron a 185 km/h y las rachas a 220 km/h, que lo coloca en la categoría tres de la escala que mide la fuerza destructiva del meteoro.

    Pronóstico del clima y trayectoria

    Las "bandas nubosas ocasionan lluvias puntuales intensas" en seis estados mexicanos con costas al Pacífico: Baja California Sur, Sonora, Sinaloa, Nayarit, Jalisco y Colima, así como vientos fuertes y oleaje elevado en dichos estados.

    En la región costera del noroeste del país, el SMN pronostica "viento con rachas de 90 a 100 k/h, de seis a ocho metros de altura, en las costas de Baja California Sur, así como rachas de 50 a 60 km/h, con oleaje de cuatro a seis metros de altura significante, en las costas de Jalisco, Sinaloa y Nayarit".

    La zona de vigilancia que las autoridades establecen en coordinación con el servicio meteorológico de Miami, EEUU, por efectos de huracán va "desde Los Barriles hasta Todo Santos", localidades costeras de Baja California Sur.

    En cambio, la zona de vigilancia por "efectos de tormenta tropical", con vientos menores a la escala de huracanes (menores a 120 km/h), se extiende "desde Los Barriles hasta La Paz en la costa este y desde Todos Santos hasta Cabo San Lázaro en la costa oeste", de ese estado enclavado en la península de Baja California, en noroeste del país.

    El conjunto del fenómeno se desplaza en paralelos a las costas hacia el nor-noroeste, a una velocidad de 15 km/h, sin que el ojo del huracán toque tierra.

    El huracán se mantendrá en categoría tres este 19 de agosto, pero se espera que después de la medianoche los vientos bajen de intensidad a categoría dos, la segunda menos peligrosa, cuando el ojo del huracán se localice a 115 km al suroeste de Cabo San Lucas.

    La secretaría federal de Marina mexicana ordenó el 18 de agosto el cierre preventivo de seis puertos, uno de ellos para embarcaciones mayores en Manzanillo, estado de Colima (centro-oeste), por el paso del huracán Genevieve.

    Otras cinco terminales marítimas que sirven a embarcaciones menores también fueron cerradas: una en el mismo puerto Manzanillo, principal punto de llegada del comercio mexicano en las rutas del Pacífico.

    El paso de la tormenta tropical Isaias por EEUU
    © REUTERS / Servpro of Winston Salem NC
    Los otros puertos menores cerrados son Lázaro Cárdenas, en el estado de Michoacán (centro-oeste), dos puertos turísticos en el estado de Guerrero (Zihuatanejo y Puerto Marqués), y el turístico Puerto Ángel, en Oaxaca (sur).

    El viernes el poder de los vientos de Genevieve bajarán a categoría 1, la menor de la escala, sin que el ojo de la tormenta tropical toque tierra en su trayectoria paralela a las costas, y se degradará a tormenta tropical el próximo fin de semana. 

    Etiquetas:
    océano Pacífico, costas, viento, México, huracán
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook