14:20 GMT24 Septiembre 2020
En directo
    América Latina
    URL corto
    2121
    Síguenos en

    BOGOTÁ (Sputnik) — El presidente de Colombia, Iván Duque, condenó este 16 de agosto la masacre de ocho personas en la noche del 15 de agosto en una aldea del municipio de Samaniego (Nariño, suroeste) y designó a altos mandos militares para que se hagan cargo de la investigación.

    "Condenamos masacre de ocho personas en Samaniego, Nariño. Desde esta madrugada el Ejército de Colombia y la Policía de Colombia están en el lugar y ordené a los generales Eduardo Zapateiro (comandante del Ejército) y Jorge Vargas (director de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional) que se desplacen a la zona. Vamos a llegar al fondo y dar con los autores de este crimen", escribió Duque en su cuenta de Twitter.

    La masacre se registró cerca de la medianoche del 15 de agosto en la aldea Santa Catalina, donde, según versiones publicadas por la prensa local, llegaron hombres fuertemente armados y dispararon a un grupo de personas, varias de las cuales quedaron heridas.

    Los fallecidos serían jóvenes de entre 22 y 29 años de edad, de acuerdo con esas versiones.

    Por su parte, la Fiscalía General anunció en Twitter que "creó un grupo de tareas especiales con fiscales destacados, investigadores del CTI (Cuerpo Técnico de Investigaciones) y Sijín (Policía Judicial), coordinados por la Seccional Nariño, para atender actos urgentes que permitan apoyar a Policía Judicial de Samaniego en investigación por la muerte de 9 jóvenes en zona rural".

    Aunque la Fiscalía refirió la muerte de nueve jóvenes en la masacre, se determinó que fueron ocho las personas asesinadas, y que otro joven fue asesinado en otro hecho en la mañana de este 16 de agosto.

    Por su parte, las Fuerzas Armadas de Colombia indicaron en un comunicado que, tras conocer de la masacre, "tropas de la Brigada 23 del Ejército Nacional se presentaron en el lugar en apoyo a la Policía Nacional".

    Asimismo, agregó que en la madrugada de este 16 de agosto agentes de la Fiscalía y de la Policía trasladaron los cuerpos a la zona urbana de Samaniego, por lo que "serán las autoridades competentes, tras sus procesos de investigación, las que determinen las circunstancias de tiempo, modo y lugar en que ocurrieron los hechos, así como las identidades de las personas asesinadas y los autores del crimen".

    En su comunicado, el Ejército también dejó entrever que el hecho pudo ser perpetrado por cuestiones de narcotráfico o cualquier otro factor de criminalidad, ya que "este fenómeno es uno de los principales factores de inestabilidad" en la región.

    Por último, el gobernador de Nariño, Jhon Rojas, rechazó la masacre a través de medios locales y denunció que la violencia ha regresado al departamento pese a las medidas de restricción tomadas por la pandemia de covid-19.

    Asimismo, aseguró que en los últimos dos meses han sido asesinadas 200 personas en Nariño.

    La masacre de Samaniego es la segunda que se presenta esta semana en Colombia, luego de que el 11 de agosto cinco menores de edad fueran asesinados en un barrio de la ciudad de Cali (suroeste) en hechos que investigan las autoridades.

    Etiquetas:
    Iván Duque, crimen, Colombia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook