13:03 GMT23 Septiembre 2020
En directo
    América Latina
    URL corto
    1144
    Síguenos en

    Decenas de padres de familia exigen al Gobierno de México que se les deje intervenir en la educación de sus hijos dentro de las escuelas bajo la etiqueta #AMisHijosLosEducoYo que promueve el llamado Pin Parental. En Sputnik, te explicamos de qué va esta controversia.

    El hashtag AMisHijosLosEducoYo se estrenó en Twitter el mes pasado —y sigue siendo tendencia—, luego de que algunas asociaciones civiles hicieran un llamado a respetar su derecho a decidir sobre la educación que reciben sus hijos y, en consecuencia, en oposición a las medidas que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha tomado en relación al llamado Pin Parental.

    La controversia se desató a partir de que en cuatro estados del país se presentaran iniciativas que proponen modificar leyes estatales en relación a la educación que reciben las niñas, niños y adolescentes respecto a temas sexuales.

    De estas cuatro entidades, destacó el caso de Nuevo León, donde el diputado Juan Carlos Leal Segovia, del Partido Encuentro Social (PES), presentó una propuesta para integrar el llamado Pin Parental a la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del estado, con el cual se otorga el derecho a los padres de decidir sobre los contenidos educativos de sus hijos —en particular los relacionados con cuestiones sobre identidad de género, feminismo o diversidad sexual—.

    En respuesta, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, emitió un comunicado en el que señaló que: "El Gobierno de México concluye que el llamado 'Pin Parental' es una medida violatoria de los derechos que se opone a la construcción de una sociedad equitativa, inclusiva, responsable y bien informada".

    Pin Parental: la propuesta española que llegó a México

    El Pin Parental es una idea de origen español, propuesta por el partido político VOX, que consiste en la emisión de una carta dirigida a las escuelas, en la que los padres solicitan que se les informe previamente sobre cualquier actividad relacionada con cuestiones de identidad de género, feminismo o diversidad, para que ellos decidan si sus hijos podrán recibir dicho contenido.

    A pesar de las críticas al Pin Parental, este se aprobó en la ciudad de Murcia, donde los padres pueden decidir directamente sobre los contenidos educativos que reciben sus hijos. Sin embargo, el Gobierno de España ha llevado el caso murciano a los tribunales por considerar que el llamado "pin parental vulnera el derecho de los niños y niñas a la educación".

    De forma paralela, en México, el 22 de enero de 2020, el diputado Juan Carlos Leal Segovia, coordinador estatal del PES, propuso modificar la Constitución del estado de Nuevo León y la Ley de los Derechos de Niñas y Adolescentes para integrar el llamado Pin Parental.

    "El Pin Parental es una solicitud que va dirigida a los directores de escuela públicas y privadas en donde estudian nuestros hijos, con esto solicitamos a la dirección escolar que nos informe previamente, a través de una autorización expresa sobre cualquier materia, charla, taller o actividad que afecte a cuestiones morales socialmente controvertidas o sobre la sexualidad, que puedan resultar intrusivos para la conciencia y la intimidad de nuestros hijos", señala Leal Segovia en su propuesta.

    La controversia: #AMisHijosLosEducoYo

    Después de que la Secretaría de Gobernación (Segob) rechazara las iniciativas de ley —presentadas en al menos cuatro estados— para establecer la injerencia de padres y madres en los contenidos educativos por considerarlas "violatorias del marco nacional e internacional de derechos humanos en favor del Interés Superior de la Niñez", organizaciones de la sociedad civil iniciaron una campaña con el hashtag AMisHijosLosEducoYo para exigir al Gobierno que respetara el derecho de los padres a decidir sobre la educación de sus hijos.

    La organización que encabeza la campaña #AMisHijosLosEducoYo, es el Frente Nacional por la Familia (FNF), presidida por Rodrigo Iván Cortés, que de acuerdo con su página oficial promueve "la libertad de conciencia, de creencia, de expresión y la de los padres a educar a nuestros hijos".

    Derivado de esta situación, decenas de internautas han replicado el hashtag en el que exigen al Gobierno de México que no se imponga la ideología de género en los contenidos educativos; asimismo, señalan a la titular de Segob, Olga Sánchez Cordero, por oponerse frontalmente a la propuesta del Pin Parental.

    Además, el Frente Nacional por la Familia lanzó una petición a través de la plataforma Citizen Go en la que piden al presidente Andrés Manuel López Obrador reconocer el "pleno derecho de los padres a elegir la educación que quieren para sus hijos" y acusan a Sánchez Cordero de intervenir en el proceso educativo.

    "Si el gobierno decide obviar sus compromisos en materia de Derechos Humanos quiero que sepa que #AMisHijosLosEducoYo", se lee en la petición que hasta el momento cuenta con 66.823 firmas.

    Cabe mencionar que las organizaciones que promueven el valor de la familia bajo un estandarte moral son parte de la cotidianidad de las sociedades. Pero llama la atención que la iniciativa del dicho derecho de los padres a decidir sobre la educación de sus hijos se ha replicado en diversas partes de América Latina como Ecuador y Argentina.

    Etiquetas:
    España, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook