En directo
    América Latina
    URL corto
    0 27
    Síguenos en

    Millones de mariposas están muriendo en distintos puntos del departamento del Atlántico, al norte de Colombia. Los científicos vienen registrando desde hace años la muerte de las mariposas asociada al tránsito vehicular en esta región de gran biodiversidad. Las consecuencias pueden ser graves.

    Las mariposas tienen mucha importancia como agentes polinizadores que aseguran la reproducción de diversas especies vegetales, además de ocupar un lugar en la cadena alimenticia que asegura la vida de otras especies animales. Por ello, las alarmas se activan ante la disminución de estos insectos del orden Lepidóptera.

    El diario El Tiempo de Colombia informó de las grandes cantidades de mariposas muertas en las rutas del Atlántico, departamento del norte del país, sobre el mar Caribe. En un recorrido entre la ciudad de Barranquilla, capital departamental, y Puerto Colombia, al noroeste del departamento, el medio constató las abundantes muertes de mariposas de la especie Eurema albula.

    Luis Carlos Gutiérrez, investigador de la Universidad del Atlántico, aseguró a El Tiempo que el atropellamiento es la principal causa de estas muertes. Esto ocurre porque las mariposas buscan la luz y el calor; al ser atraídas por la alta temperatura del asfalto, las consecuencias son mortales. Las especies más afectadas en esta reciente mortandad son la Eurema albula, la Ascia monuste y la Itaballia demophile.

    Gutiérrez ha estudiado este fenómeno en el departamento norteño durante los últimos años. En 2016, el investigador refirió a la publicación ambiental colombiana Catorce6 que cerca de 18 especies son diezmadas por el tráfico en la ruta que conecta Barranquilla con Cartagena. De acuerdo a su trabajo de observación, determinó que durante 90 días fueron atropelladas entre 4 y 5 millones de mariposas en el área.

    Mariposa de la especie 'Eurema albula'
    Mariposa de la especie 'Eurema albula'
    "En la mañana tratan de calentarse para arrancar vuelo. Y la mayoría de mariposas se distribuyen alrededor de la carretera entre 8 de la mañana y 2 de la tarde. Es tanta la cantidad de carros que pasan a cerca de 120 kilómetros por hora, que las matan casi sin darse cuenta", dijo entonces a Catorce6.

    Esta investigación se suma a otras realizadas por Gutiérrez, las cuales le permiten asegurar que unas 35 especies mueren atropelladas en diferentes sectores del Atlántico, informó El Tiempo. Tan solo en la ruta de Barranquilla a Santa Marta, murieron 4,55 millones de mariposas euremas en un lapso de dos semanas, sostuvo el biólogo.

    Tantas muertes pueden tener un efecto devastador. "Es un impacto a la biodiversidad colombiana. Sobre todo porque estas mariposas tienen una función ecológica en el ecosistema: ayudan a polinizar, lo que quiere decir que las plantas van a tener una mejor reproducción, mejores semillas, mejores condiciones", explicó Gutiérrez al medio colombiano.

    El investigador advirtió además que el diseño de las rutas que atraviesan ecosistemas de gran biodiversidad no contemplan las consecuencias para las especies que circulan y habitan esas áreas.

    Para Gutiérrez la señalización de advertencia en las rutas es una de las medidas posibles para disminuir las muertes. En referencia a la ruta Cartagena-Barranquilla, el investigador había sugerido la instalación de reductores de velocidad, especialmente en las áreas menos boscosas donde las mariposas tienen menos cobijo y quedan más expuestas al paso de los automóviles.

    Etiquetas:
    protección, biodiversidad, polinización, ecología, mortalidad, mariposa, Atlántico, Barranquilla, Colombia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook