En directo
    América Latina
    URL corto
    Las vacunas rusas contra el COVID-19 (202)
    0 50
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — El Parlamento del Mercado Común del Sur (Mercosur) mantendrá una reunión con las autoridades del Gobierno ruso en los próximos días para conocer más sobre la vacuna Sputnik V contra el COVID-19 y llegar a acuerdos, dijo a Sputnik el presidente del organismo, el argentino Oscar Laborde.

    "Tomaremos contacto nuevamente con el Gobierno de Rusia para ver cómo en América Latina rápidamente nos podemos acercar a Moscú. Estamos preparando la firma para enviar la solicitud formal a Moscú. Está en trámite. En los próximos días vamos a tener la reunión con el Gobierno ruso para ver cómo fue este descubrimiento", dijo Laborde a esta agencia.

    Rusia registró el martes la primera vacuna en el mundo contra el COVID-19, denominada Sputnik V y creada por el Centro de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, con sede en Moscú.

    El presidente ruso, Vladímir Putin, declaró que la vacuna superó todas las pruebas necesarias y probó su capacidad de desarrollar una respuesta inmune estable.

    Laborde sostuvo que desde el Parlasur se recibió con una "gran alegría" el descubrimiento, porque significa "abrir una ventana de esperanza" para el mundo y para América Latina.

    Asimismo, recordó que el Parlasur, el Parlamento Centroamericano y el Parlamento Latinoamericano ya habían mantenido reuniones con autoridades rusas para informarse sobre las características de los medicamentos del país euroasiático.

    Sputnik V, vacuna contra COVID-19 desarrollada en Rusia
    © Sputnik / Servicio de prensa de la empresa de inversiones Sistema
    Además, señaló que el Parlasur ya ha tenido reuniones con el Gobierno de Rusia por el medicamento Avifavir.

    Rusia distribuyó varios fármacos contra el COVID-19, enfermedad causada por el nuevo coronavirus, que fueron presentados a los países latinoamericanos.

    Uno de ellos es el Avifavir, comprado por varios países de Latinoamérica y aprobado por el Ministerio de Salud ruso a finales de mayo.

    En los primeros cuatro días de tratamiento, 65 % de los 40 pacientes que lo tomaron dieron negativo al COVID-19, y para el décimo día el porcentaje aumentó a 90%.

    Actitud de EEUU

    La "Operación Warp Speed" que realiza EEUU tiene como objetivo que el país norteamericano acceda a 300 millones de vacunas y tratamientos.

    Esta acción preocupa a varios expertos, quienes sostienen que podría dejar sin acceso temprano a tratamientos y vacunas a otros países.

    Algunos analistas advierten que el problema es que el presidente Donald Trump no parece tener en cuenta la dimensión global de la enfermedad y actúa con la intención de asegurarse todo el stock inicial de posibles curas.

    "La actitud de EEUU es horrible (…) La actitud del Gobierno de EEUU de acaparar las vacunas y no brindar acuerdos por esto con América Latina, eso ha empujado a que los países estén más abiertos a Rusia y a China", reflexionó Laborde.

    Añadió que "cada país intenta vincularse con el que le conviene; la verdad es que la actitud de EEUU hace que los países latinoamericanos sientan empatía y cercanía con China y con Rusia".

    Asimismo, criticó las acciones de EEUU sobre todo por sus intentos de culpar por el COVID-19 a China y a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

    "Ahora, para terminar de agravar ese comportamiento, intenta con dinero y poder desprestigiar el descubrimiento ruso (…) Me parece que es un capítulo más de un desempeño horrible que tiene el Gobierno de EEUU", reflexionó.

    Trump rompió relaciones con la OMS a fines de mayo, tras advertirle a principios de ese mes que congelaría sus fondos a menos que la agencia se comprometiera a efectuar mejoras en un plazo de 30 días.

    Tema:
    Las vacunas rusas contra el COVID-19 (202)
    Etiquetas:
    coronavirus, vacuna, Rusia, parlasur
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook