En directo
    América Latina
    URL corto
    El coronavirus en Venezuela (290)
    0 30
    Síguenos en

    CARACAS (Sputnik) — Después de casi cinco meses de estado de emergencia por la pandemia de COVID-19, Caracas vuelve a tener una semana de flexibilización, lo que habitantes de la capital venezolana, entrevistados por Sputnik, calificaron como un alivio.

    Eralis Romero, de 36 años, contó a esta agencia que mantener su peluquería cerrada por el COVID-19 (enfermedad causada por el nuevo coronavirus) ha tenido un alto costo: "Nunca imaginé estar cinco meses sin trabajar, sin generar ingresos, todo el tiempo con la peluquería cerrada, haciendo algunos trabajos a domicilio, para mí esta semana de flexibilización es un alivio".

    El Gobierno de Venezuela, desde el pasado primero de junio, aplica un sistema de flexibilización de la cuarentena que consiste en una semana de apertura por siete días de radicalización.

    El Distrito Capital y los estados más afectados por el número de casos de COVID-19 solo habían disfrutado en este tiempo de una semana y media de flexibilización parcial ante el aumento de casos.

    Sin embargo, pese a que los casos siguen en ascenso, el Gobierno decidió incorporar a Caracas al plan y pidió a la población máxima consciencia para su aplicación.

    "Llegó el momento de una flexibilización parcial vigilada de la cuarentena para dar un respiro a la población y reactivar algunos sectores económicos. Las regiones que se acogen a esta flexibilización tipo I son: Distrito Capital (Caracas) y los estados Miranda (norte), Zulia (oeste), Sucre (norte), La Guaira (norte), Bolívar (sur), Táchira (oeste), Aragua (norte) y Carabobo (norte)", indicó el presidente Nicolás Maduro.

    Los sectores que entran en reactivación esta semana son construcción, ferretería, industria de materia prima química, transporte, bancos, peluquerías, autopartes, mecánica, consultorios médicos, odontológicos y de veterinaria; industria textil, calzado y servicios personalizados de plomería y refrigeración.

    Para el maestro de obra Jaudi Briceño, de 56 años, "es relajante moverse por la ciudad sin sentir que estás cometiendo un delito por ir a trabajar".

    "Para ser honesto en este tiempo solo paré el primer mes, el resto me mantuve trabajando para mis vecinos, realizando trabajos cerca de la casa, pero ahora puedo ir a la casa de algunos clientes que tengo más lejos, claro tomando siempre todas las precauciones", agregó.

    Marbella Ocaña, de 66 años, dijo a Sputnik que espera que pronto esta medida de flexibilización alcance también a registros y notarías de Caracas y Miranda, como en otros estados, que durante esta semana están abiertos.

    "Yo soy abogada, como las notarías y registros no están trabajando sigo encerrada en mi casa sin poder trabajar, solo espero que tomen alguna medida para reabrirlos porque esta paralización afecta todo", señaló la mujer.

    Por su parte, el jefe de Estado venezolano anunció, en su alocución del 9 de agosto, que de la precaución de la población en el cumplimiento de las medidas de bioseguridad depende si las medidas de flexibilización continúan o se retorna a una cuarentena radical.

    De acuerdo con el último balance de las autoridades, Venezuela alcanza un total de 25.805 contagios y 223 fallecidos por COVID-19.

    Tema:
    El coronavirus en Venezuela (290)
    Etiquetas:
    cuarentena, COVID-19, Caracas, Venezuela
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook