En directo
    América Latina
    URL corto
    71176
    Síguenos en

    El Gobierno de México ha obligado a la industria de los alimentos a realizar un etiquetado claro en los alimentos para que las personas sepan lo que consumen; a partir de estas semanas, los consumidores ya podrán ver sellos negros con frases que indican en el exceso de ingredientes.

    La era del etiquetado claro en los alimentos ha comenzado en México y durante los últimos días, los internautas han subido a sus redes sociales una serie de fotografías en las que se ven las nuevas etiquetas. Frases como "exceso calorías", "exceso grasas saturadas" o "exceso azúcares" son solo algunas de las advertencias que los consumidores podrán ver antes de comprar un producto.

    Esto, luego de que se hiciera oficial la Norma Oficial Mexicana NOM-051 que modifica y hace más estricto el etiquetado en alimentos procesados y bebidas no alcohólicas preenvasadas. Se trata de un etiquetado claro en el que se advierte a los consumidores sobre los ingredientes nocivos de los productos que compran.

    Cabe aclarar que se estima que un alimento tiene exceso de calorías cuando en un producto de 100 gramos o 100 mililitros hay 275 kilocalorías o más. Exceso de azúcares es 10% o más de azúcares libres; en tanto que, exceso de grasas saturadas es por arriba del 10% de grasas de este tipo; exceso de grasas trans es a partir de 1% de estos nutrimentos; y se considera que algo tiene exceso de sodio desde el 1%.

    Durante la pandemia, las autoridades sanitarias han dicho que uno de los factores por los que en México el número de mortalidad es tan alto es por las comorbilidades previas de los mexicanos como diabetes y obesidad. El pasado 19 de julio, el susbsecretario de Promoción y Prevención de la salud, Hugo López-Gatell, llamó "veneno embotellado" a los refrescos.

    Sin embargo, la iniciativa de un etiquetado claro en los alimentos es previa a la crisis sanitaria por el COVID-19. En el mes de marzo de 2020, se publicó en el Diario Oficial de la Federación la Norma Oficial Mexicana NOM-051 sobre el etiquetado para alimentos y bebidas no alcohólicas, con la cual se advertirá sobre el exceso de azúcares, grasas trans, grasas saturadas, sodio y calorías.

    De este modo, el Gobierno de México obliga a la industria de los alimentos a colocar sellos de alerta en el que expongan sus ingredientes. Además, el etiquetado claro también incluye frases como "contiene cafeína", "contiene edulcorantes" y "no recomendable para niños".

    A través de la Norma Oficial Mexicana NOM-051, las autoridades buscan hacer frente a dos de los principales problemas de salud pública. El objetivo de la norma es reducir la obesidad y la diabetes entre los mexicanos.

    De acuerdo con un estudio publicado en PLOS Medicine, con el etiquetado frontal que advertirá a los consumidores sobre el exceso de ingredientes nocivos para la salud, se podrían prevenir 1,3 millones de nuevos casos de obesidad.

    En este sentido, el estudio proyecta que el etiquetado frontal podrá advertir a los consumidores sobre lo que compran, con lo cual cada persona podría reducir su consumo a 37 calorías al día. En tanto que, la prevalencia de obesidad disminuiría en un 14,7%.

    Además de los refrescos, los sellos negros también se pondrán ver en frituras, comida enlatada, cajas de cereal, mermeladas, entre otros. De esta manera, la idea es darle la oportunidad al consumidor de elegir  qué alimentos son menos dañinos para su salud.

    Etiquetas:
    comida chatarra, refresco, Diabetes, obesidad infantil, obesidad, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook