14:18 GMT28 Septiembre 2020
En directo
    América Latina
    URL corto
    0 31
    Síguenos en

    BUENOS AIRES (Sputnik) — El presidente de Argentina, Alberto Fernández, manifestó que su nación "tiene que dejar de ser el país de unos pocos".

    "No podemos vivir en este capitalismo del descarte, donde un grupo vive bien, otro grupo padece", afirmó, al tiempo que se comprometió a consolidar su compromiso "absoluto" con los sectores más vulnerables, según consigna la agencia estatal de noticias Telam

    El jefe de Estado se mostró afín a ofrecer respuestas a los ciudadanos de menores recursos y dijo ser consciente de que se vive "un tiempo donde hay una economía que se ha desarrollado a la par de la economía formal, y esa economía necesita mecanismos para poder desarrollarse y crecer".

    Fernández realizó sus declaraciones en el marco de un acto virtual por la celebración católica del Día de San Cayetano del que participaron numerosas organizaciones sociales, cuya importancia reconoció.

    Reivindicando su compromiso con la "justicia social", dijo que las organizaciones sociales "deben tener un lugar en la Argentina" y "el Gobierno debe darles esa fuerza, ese impulso, para que la Argentina tenga una sociedad que integre".

    En dicha transmisión virtual, realizada desde la residencia presidencial de Olivos, mencionó los programas de ayuda que lleva adelante su administración, poniendo como ejemplos el Plan contra el Hambre, la Tarjeta Alimentar y el Ingreso Familiar de Emergencia.

    Cárceles

    El presidente de Argentina dijo que la sociedad de su país está descuidando el problema carcelario, y pidió no ignorar las condiciones de hacinamiento en los centros penitenciarios.

    "No podemos seguir mirando impávidos las condiciones de hacinamiento", dijo Fernández en el acto de inauguración —por videoconferencia— de 364 nuevas plazas en tres cárceles bonaerenses.

    El mandatario señaló que nadie quiere que quien delinque no cumpla un castigo, pero expresó que debe ser penalizado en condiciones humanitarias y de dignidad.

    "Si en las cárceles ponemos más camas y les damos la posibilidad de estudiar y de prepararse para el día de mañana, estaremos dando mejores condiciones sociales para el futuro", afirmó, y consideró que el encierro en sí ya es un castigo para quien debe cumplir una pena.

    Finalmente, alertó en su mensaje sobre el alto nivel de reincidencia que genera el hacinamiento y el olvido de las personas privadas de libertad, y destacó la necesidad de que las cárceles "no se conviertan en mercados negros".

    Etiquetas:
    Alberto Fernández, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook