19:17 GMT21 Septiembre 2020
En directo
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — La iglesia católica y los empresarios de Bolivia aumentaron la presión sobre el Gobierno transitorio de Jeanine Áñez para que revierta su decisión de clausurar anticipadamente la gestión escolar 2020 como consecuencia de la pandemia de COVID-19.

    "La educación no puede detenerse, porque es como detener la vida, es truncar ilusiones, es detener la formación y el crecimiento humano, cultural y espiritual de miles de niños, adolescentes y jóvenes", dijo la Conferencia Episcopal Boliviana en un comunicado.

    Paralelamente, la Cámara Nacional de Comercio declaró que la clausura debe ser revisada, tanto por el perjuicio a la formación de las nuevas generaciones como por el daño económico a los colegios privados, que atienden a más de la décima parte de los tres millones de estudiantes de primaria y secundaria del país.

    Estos pronunciamientos se suman a la ola de rechazo a la clausura en la que confluyeron previamente toda la oposición política, sindicatos docentes, Naciones Unidas y organismos de derechos humanos como la Defensoría del Pueblo.

    Los diarios nacionales coincidieron también en cuestionar la decisión gubernamental, apuntando a aparentes contradicciones en la justificación de la clausura, anunciada el 2 de agosto y todavía no explicada oficialmente en detalle.

    El Gobierno atribuyó la medida a la pandemia y denunció, culpando a pasados gobiernos, de limitaciones de acceso a internet de vastos sectores.

    El Movimiento Al Socialismo (MAS), que gobernó en los 14 años pasados, respondió que durante su gestión las conexiones a internet subieron de poco más de 100.000 a más de diez millones, y que cuando fue echado del poder el año pasado estaba casi concluido un enlace soberano de Bolivia a cables submarinos, pasando por Perú.

    La conferencia de obispos católicos sostuvo que la defensa de "consignas políticas" provocó en meses pasados el fracaso de un diálogo entre el Gobierno, los sindicatos de maestros y los padres de familia, abonando el terreno para la clausura.

    Destacaron que, al presentarse la emergencia sanitaria, los colegios privados, entre éstos los católicos, hicieron grandes esfuerzos para trasladar sus servicios a internet u otras modalidades de educación a distancia, que la clausura parece desconocer.

    "¡No queremos creer que todos estos esfuerzos han sido vanos!", añadieron los prelados.

    Agregaron que el Gobierno estaba en la obligación de hacer todos los esfuerzos necesarios para que la educación no se detenga cuando aún estaban pendientes más de cuatro meses del calendario escolar de este año.

    Etiquetas:
    iglesias, empresarios, escuela, coronavirus en América Latina, pandemia de coronavirus, coronavirus, COVID-19, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook