En directo
    América Latina
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — El gobierno transitorio de Bolivia anunció la clausura de la gestión escolar 2020, que debía culminar regularmente en diciembre, debido a la pandemia de COVID-19 que según las previsiones oficiales alcanzaría su máximo impacto dentro de dos o tres meses.

    "Hemos visto por conveniente clausurar el año escolar y se aplica desde este 3 de agosto, y todos pasan al siguiente grado y los maestros del sistema fiscal seguirán cobrando sus salarios", dijo el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez en una declaración transmitida por la televisión estatal.

    ​El anuncio gubernamental, hecho desde la ciudad oriental de Santa Cruz donde la presidenta Jeanine Áñez y varios de sus ministros trabajan desde el 30 de julio pasado, ocurrió un día antes de que se inicie la considerada fase dura de protestas contra el aplazamiento de las elecciones generales hasta el 18 de octubre.

    Núñez señaló que la clausura afectará a los aproximadamente tres millones de estudiantes de todos los colegios, escuelas y otros centros públicos y privados del país, desde el nivel preescolar hasta el bachillerato o secundaria.

    Brecha digital

    La clausura de la gestión escolar dejaba de manifiesto las grandes diferencias tecnológicas entre las ciudades y el campo y entre los colegios privados y los del sistema público boliviano.

    Las clases de este año habían comenzado normalmente en febrero y resultaron paralizadas a mediados de marzo por la emergencia sanitaria, que los colegios privados respondieron con un generalmente rápido traspaso a clases virtuales, que parecían haberse consolidado a partir de abril.

    Pero en el sector público de educación, que atiende a más del 80% del estudiantado, confrontó dificultades particularmente en las provincias y áreas rurales, por carencia de equipamiento y de accesos eficientes a internet.

    Como es frecuente en las declaraciones del Gobierno transitorio, Núñez criticó "el lamentable retraso tecnológico producto de las últimas décadas" y anunció que en los próximos meses se desarrollarán proyectos de ampliación de las redes de fibra óptica y satelital, con mejores accesos a internet.

    Añadió que la decisión de clausura se debía también a la "actitud radical y partidista de la dirigencia sindical del magisterio", que había iniciado en julio una campaña de rechazo a los planes gubernamentales de educación virtual, denunciando que quedarían marginados vastos sectores empobrecidos de la población.

    Los sindicatos docentes anunciaron en la última semana que participarán, con marchas y bloqueos, en la huelga nacional convocada por la Central Obrera Boliviana y el Pacto de Unidad de organizaciones indígenas y vecinales, en demanda de elecciones lo más pronto posible.

    Esas elecciones, que estaban convocadas para mayo, habían sido fijadas para el 6 de septiembre en un difícil acuerdo político de hace dos meses, pero el Tribunal Electoral decidió recientemente posponerlas hasta el 18 de octubre.

    Según el Gobierno de Áñez, instalado sin aval parlamentario en noviembre pasado, realizar elecciones en pandemia causaría una infección masiva de COVID-19, imposible de atender por un sistema sanitario nacional ya colapsado con los casi 80.000 casos y más de 3.000 muertes reportados hasta este fin de semana. 

    Etiquetas:
    pandemia de coronavirus, coronavirus, COVID-19, estudiantes, colegios, escuela, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook