En directo
    América Latina
    URL corto
    0 02
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — El Gobierno transitorio de Bolivia denunció por atentado contra la salud pública al expresidente Evo Morales (2006-2018) y al líder sindical nacional, Juan Carlos Huarachi, como responsables de una masiva protesta contra la postergación de las elecciones generales, celebrada en la víspera.

    "La demanda interpuesta es por los delitos de atentado contra la salud pública, instigación pública a delinquir, apología del delito, asociación delictuosa y destrucción de bienes del Estado", dijo el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, sobre la demanda que presentó a la justicia ordinaria.

    El Gobierno de la presidenta y candidata Jeanine Áñez, que demandó previamente la proscripción legal del partido Movimiento Al Socialismo (MAS), que lidera Morales, ha demandado además al derrocado exmandatario indígena, en meses pasados, por supuestos delitos de fraude electoral, sedición y terrorismo, entre otros.

    La demanda anunciada incluye a la diputada Betty Yañíquez, una de las más destacadas figuras parlamentarias del MAS y dura crítica de la administración transitoria.

    Contagio

    La protesta del 28 de julio incluyó un multitudinario cabildo en la ciudad de El Alto, en el cual la Central Obrera Boliviana, liderada por Huarachi, declaró una huelga general indefinida exigiendo que el Tribunal Electoral revierta su decisión de posponer los comicios del 6 de septiembre para el 18 de octubre.

    Núñez ratificó el criterio gubernamental de que movilizaciones como la del 28 de julio, en la que según cálculos de analistas y medios locales participaron entre 20.000 y 50.000 personas, "lo único que hacen es impulsar el contagio del virus" de COVID-19.

    "Evo Morales está detrás de todo esto: vemos un tuit en el que saluda la realización de estas movilizaciones (…) es fácil para él instruir el atentado contra la vida de los bolivianos desde su mansión en Argentina", afirmó el ministro sobre el exgobernante, quien se encuentra exiliado en Buenos Aires.

    El ministro de la Presidencia añadió que el líder opositor sería responsable no solo de alentar sino también de financiar "una escalada de violencia armada", de la que no dio detalles.

    Sobre el líder sindical Huarachi, Núñez lo sindicó de ser militante del MAS.

    En cuanto a la diputada Yañíquez, mostró una fotografía de la parlamentaria participando en la marcha. 

    Etiquetas:
    Evo Morales, denuncia, protestas, elecciones, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook