En directo
    América Latina
    URL corto
    0 463
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — La Central Obrera Boliviana (COB) declaró huelga general indefinida, con ayunos y bloqueos de carreteras, en demanda de que las elecciones generales se realicen el 6 de septiembre y no en octubre como resolvió la autoridad electoral, reportaron medios locales.

    "A pedido de las organizaciones sociales de El Alto y de La Paz, de organizaciones nacionales, vecinales y juventudes (…) a partir de hoy se declara la huelga general indefinida", anunció el líder de la COB, Juan Carlos Huarachi, en el cierre de un cabildo en la ciudad de El Alto, durante una jornada nacional de protestas.

    Radio Erbol informó que la COB había propuesto dar un plazo de 72 horas al Tribunal Supremo Electoral (TSE) para que revierta el reciente aplazamiento electoral, pero la presión de los manifestantes, que según otros medios eran al menos unos 20.000, precipitó la declaración inmediata de la huelga.

    El órgano electoral decidió la semana pasada aplazar por tercera vez los comicios, posponiéndolos del 6 de septiembre al 18 de octubre, arguyendo problemas provocados por la pandemia de COVID-19.

    La huelga indefinida fue declarada mientras el Movimiento Al Socialismo (MAS) del expresidente Evo Morales se mantenía como el único partido que exigía el cumplimiento de un acuerdo político de hace dos meses que fijó las elecciones para el 6 de septiembre, tras dos aplazamientos desde su fecha original del 3 de mayo.

    El cabildo en La Ceja, límite entre El Alto y La Paz, fue la acción decisiva de la marcha que había comenzado a media mañana y que culminó luego en el centro paceño, a convocatoria de la COB y del Pacto de Unidad de organizaciones indígenas y vecinales.

    La resolución anunciada por Huarachi incluía el inicio de huelgas de hambre y bloqueos de carreteras, según un calendario cuya coordinación estaba a cargo de sindicatos y organizaciones vecinales y campesinas de los nueve departamentos.

    El Gobierno transitorio de Jeanine Áñez trató de desacreditar la protesta con denuncias, a lo largo de la mañana de que los marchistas serían principalmente productores de coca de otras regiones supuestamente enfermos de COVID-19 que tendrían la intención de provocar contagios masivos.

    El líder sindical rechazó estas acusaciones y reivindicó la protesta como un acto de defensa de valores democráticos, en especial el derecho a elegir gobierno mediante el voto.

    "El problema en el país no es coronavirus, el problema es este Gobierno incapaz que no ha hecho esa atención en el momento oportuno", afirmó Huarachi, según Erbol.

    Denunció que el Gobierno pretendía prorrogarse con motivo de la pandemia y aseguró que había llegado el momento en que los movimientos sociales bolivianos dicen "basta".

    "Este pueblo unido va a luchar por el respeto a la democracia, la salud, la educación y la estabilidad laboral de los trabajadores", proclamó Huarachi al plantear el plazo de 72 horas que finalmente fue anulado por la huelga inmediata.

    Fuentes de la COB dijeron que, por tratarse de una medida urgente surgida de un cabildo, la huelga indefinida y los bloqueos ganarían vigencia progresivamente a partir del 29 de julio.

    Etiquetas:
    Central Obrera Boliviana (COB), huelga general, Bolivia, elecciones
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook