En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    0 52
    Síguenos en

    México registró un descenso de ocurrencia de casos de COVID-19 en la primera quincena de julio, señal auspiciosa del inicio de la caída de la curva de la pandemia en el país. Las autoridades de Salud abrieron públicamente los datos epidémicos del país y el análisis preliminar del exceso de mortalidad registrado en el primer semestre del 2020.

    Luego del manejo exitoso hecho por China de la pandemia del nuevo coronavirus que controló la situación en cuatro meses, conteniéndola en Wuhan, la ciudad de origen del virus, México aparece en el horizonte como un caso interesante de estudio de su manejo de la situación.

    "Es el primer momento en que ya por dos semanas consecutivas vemos un descenso de casos registrados. Vimos un primer descenso de la semana 27 (del 28 junio al 4 julio) y la semana 28 (del 5 al 11 julio) pero dijimos con una semana no estamos totalmente tranquilos. Con dos semanas (de la 28 a la 29, del 12 al 18 julio) es alentador ver ya un patrón de disminución del acontecer epidémico, medido e identificado por el número de casos que se presentan en una semana, que es menor al de la semana anterior", explicó cómo se identificó el inicio de este descenso Hugo López Gatell, subsecretario de Salud mexicano, encargado de presentar diariamente el avance de la pandemia en México y los resultados de la estrategia de mitigación para el avance del virus.

    Mientras países como Brasil y Estados Unidos han registrado números récord de casos sin haber llegado aún al zenit o acmé del virus, México es el país de América Latina de dimensiones continentales —que se asemeja a los primeros en población y extensión territorial— que sí logró aplanar su curva de contagios haciendo que desde inicios de julio de 2020, la pandemia haya entrado en declive en su primer (y más extenso) centro poblado: la Ciudad de México y su zona conurbada.

     

    Sólo el 12% de los casos registrados en el país están activos, ya que han iniciado sus síntomas en los últimos 14 días, plazo en que la persona contagia la enfermedad provocada por el nuevo Coronavirus. A inicios de la pandemia en México este porcentaje se situaba en torno al 24% del total de casos acumulados.

    Para favorecer y promover las investigaciones independientes, la Secretaría de Salud presentó una plataforma digital elaborada por la Dirección General de Epidemiología en que se presentan los datos abiertos de la pandemia. Toda la información sistematizada puede consultarse en: https://covid19.sinave.gob.mx/.

    Los "excesos de mortalidad"

    Para fortalecer el Sistema nacional de vigilancia epidemiológico —el Sisnave— México trabajo junto a representantes de la Organización panamericana de la salud —la OPS— en la construcción de un instrumento complementario que permita estimar el exceso de mortalidad que ha sufrido el país durante la pandemia de COVID-19.

    La herramienta que fue presentada públicamente por el Dr. Ruy López Ridaura, director del Centro nacional de programas preventivos y control de enfermedades —el Cenaprece— inició en la Ciudad de México y fue extendida al análisis de la mortalidad en 20 estados de la República mexicana, que han medido el exceso de los primeros seis meses del 2020, frente a la expectativa proyectada por los cinco años anteriores.

    El Cenaprece en conjunto con profesionales médicos del Registro nacional de población —Jorge Leonel Wheatley Fernández, Iliana Ordóñez y Armando Robinson— y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía —Edgar Vielma Orozco, Enrique Navarro y Omar Muro—, el Instituto Mexicano del Seguro Social —Mauricio Hernández Avila— y la Dirección general de epidemiología —Kathia Rodríguez González— bajo la coordinación del Instituto Nacional de Salud pública —Juan Eugenio Hernández Ávila y Lina Palacio Mejía— construyó un nuevo mecanismo de vigilancia para epidemias y se sumó a la estrategia de revisión de los países europeos.

    "Trabajamos durante semanas en la construcción de una metodología que fuese una herramienta sin necesidad de equipo técnico, es decir, un indicador más de vigilancia de la epidemia", sostuvo Ridaura a fines de julio.

    A partir de la calidad de los datos generados por las entidades federativas en cada acta de defunción que se han emitido este año en el país, el equipo pudo medir lo que sigue:

    • Calcularon el exceso de mortalidad por todas las causas en el país en el primer semestre de 2020, comparando los casos observado con las defunciones esperadas, siguiendo la tendencia de los años previos (2015, 2016, 2017 y 2018)
    • Compararon el material generado en actas de defunción todo el 2019 (686.542) por todas las causas de muerte con los registros de Renapo, ocurridos entre el 1 de enero y el 19 de julio 2020 (459.229 actas)
    • Del total del país, seleccionaron 20 entidades federativas que presentaban consistencia en los datos reportados a Renapo y excluyeron 12 que tenían problemas de registro.  
    • Identificaron que el exceso de mortalidad en relación a lo esperado inició en la semana 12 (15 al 21 de marzo) mostró luego un evidente ascenso hasta que entró en una meseta y comenzó a descender en la semana 26 (21 al 27 junio)
    • Las defunciones esperadas para los 20 estados seleccionados era de 130.763 personas fallecidas, sin embargo, se observaron 202.077 muertes en el primer semestre del año en esas entidades. Así, el exceso de mortalidad de los 20 estados analizados es de 71.315 personas, que representan un 55% de los fallecimientos totales.
    • Los hombres fallecidos representan el doble del exceso de mortalidad que las mujeres en México, así como el rango de edad entre los 44 y 65 años registró el exceso de muertes mayoritario, aumentando un 97% respecto a lo esperado.
    • Según el sistema de vigilancia epidemiológica, 22.367 de esos fallecimientos tuvieron una prueba que comprobó haber contraído COVID-19 antes de morir.
    • El exceso de mortalidad de los 20 estados analizados representa 2.6 veces más con respecto a los casos de COVID-19 comprobados del período.

    A partir de estos hallazgos, se comenzó a hacer una revisión de 8829 casos de fallecimiento de mexicanos en los primeros meses del año 2020, que espera arrojar luz sobre el exceso de mortalidad que se ha observado durante la pandemia. De este total, 2504 han sido finalizadas y otras 6325 continúan en proceso para dictaminar la causa de muerte que provocó el exceso de mortalidad.

    Etiquetas:
    pandemia, coronavirus, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook