En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    0 10
    Síguenos en

    SANTIAGO (Sputnik) — Para una víctima de abuso sexual o violación es muy difícil romper el silencio y contar lo ocurrido, y muchas veces conlleva un proceso psicológico que dura años, dijo la diputada chilena de Renovación Nacional, Ximena Ossandón, tras presentar un proyecto de ley que propone la imprescriptibilidad de los delitos sexuales.

    "Presentamos este proyecto de ley que establece que los delitos sexuales y las violaciones no prescriban, sin importar la edad de la víctima", señaló Ossandón.

    En julio de 2019, el presidente chileno, Sebastián Piñera, promulgó la ley que declara imprescriptibles los delitos sexuales contra los menores de edad, en medio de una intensa persecución judicial de la Fiscalía contra sacerdotes católicos acusados de abusos.

    Protesta contra violencia de género en Chile
    © Foto : Gentileza Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres
    Si bien la medida fue valorada transversalmente por todos los sectores políticos, la diputada Ossandón se preguntó en ese momento por qué no podía ser extensible también para los mayores de edad, y un año después se produjo en Chile el contexto preciso para presentar una moción en esta línea.

    El 22 de julio inició el juicio contra Martín Pradenas, un joven de 28 años acusado de violar y abusar de cinco mujeres y cuyo caso es considerado emblemático por la lucha contra la violencia hacia las mujeres en Chile.

    Pero la Justicia determinó que dos de aquellas denuncias ya estaban prescritas por haber pasado más de cinco años y las desestimó, causando indignación entre los movimientos feministas.

    "Los delitos sexuales son muy difíciles de denunciar y la ley no debe hacer una distinción entre niños y adultos porque el proceso psicológico de aceptación toma tiempo en ambos casos, en los adultos se produce una afección mental con características similares que son difíciles de sobrellevar", afirmó la diputada.

    Ossandón explicó que la idea del proyecto es ayudar a las víctimas, pero también, disuadir a los abusadores.

    "En Chile se pavimentó una cultura machista de apoyo al abusador, y esperamos que con esta moción el victimario tenga que pensarlo no dos veces, sino que 10 veces antes de atacar", expresó.

    La diputada habla con propiedad del tema, ya que en 2019 decidió hacer público un relato de abuso sexual en su pasado.

    "El abuso es una cosa que queda en ti, independiente si tienes ocho, 19 o 25 años, es una situación que hay que madurar y que nunca es fácil de contar, por eso no debe prescribir", cerró.

    Ossandón presentó este proyecto en la Cámara de Diputados con apoyo de la diputada independiente Érika Olivera y la diputada del Partido Humanista, Pamela Jiles (izquierda), quienes también revelaron de adultas situaciones de abuso vividas en su juventud.

    Etiquetas:
    Chile, violación
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook