En directo
    América Latina
    URL corto
    0 42
    Síguenos en

    Cuando algunos Estados se dieron cuenta de que el 'piropo' es acoso callejero, los gobiernos elaboraron leyes punitivas con la intención de erradicarlo. El de Costa Rica ha sido el último. Te contamos cuáles son los países de América Latina y el Caribe que han optado por penalizar con multas y penas de cárcel por increpar sexualmente a las mujeres.

    En el mundo, 189 Estados que han firmado la Convención Sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer; sin embargo, 177 no tiene una legislación contra el acoso callejero, según información que proporcionó a ElDiario.es Lizzette Soria Sotelo, especialista de ONU Mujeres para el Programa sobre Ciudades Seguras. 

    ​Entre los países que sí los tienen, Perú fue pionero en América Latina con una ley estatal que obliga a las ciudades a desarrollar ordenanzas para prevenirlo. 

    ¿Qué es el acoso callejero?

    El acoso callejero es una forma de violencia normalizada socialmente que afecta a la libertad de las niñas, adolescentes y mujeres y restringe su derecho al espacio público y limita sus movimientos en la ciudad. 

    • Es la forma de violencia que más sufren las niñas y jóvenes.
    • Es uno de los tipos de violencia de género.
    • Se da de forma unidireccional.
    • Proviene de un desconocido.
    • Abarca desde los piropos no deseados o los silbidos, hasta la persecución.
    • A menudo es considerado inofensivo y se tolera socialmente.
    • Provoca incomodidad, miedo, indignación, inseguridad.

    ¿Qué países en América Latina cuentan con legislación?

    En Perú existe el Observatorio del Plan Nacional contra la Violencia de las Mujeres y hay una legislación que tipifica el delito de acoso callejero. Es pionero en la materia. 

    En 2014 se aprobó una modificación de dos artículos del Código Penal, 176º y 176-A para "proteger a mujeres, niñas, niños y adolescentes de esta perversa actividad", aseguró en ese entonces la presidente del Consejo de Ministros, Ana Jara. Se prevén hasta cinco años de cárcel para los casos más graves de violencia, en los que haya "hostigamiento" o sea constante. Busca prevenir que el acoso se siga reproduciendo y "brindar atención a aquellas personas que sean víctimas" en la calle o transporte público.

    A su vez, desde comienzos de 2019 en Lima se prevén sanciones para quienes cometan y permitan este tipo de abusos en espacios públicos. Además, hay campañas de sensibilización en el transporte, cámaras de vigilancia, y un Protocolo para realizar denuncias.

    En 2018 el Parlamento de Argentina comenzó a debatir una ley nacional que se aprobó en abril del año siguiente, pero desde 2015 en la ciudad de Buenos Aires hay dos leyes que penan el acoso callejero con trabajos para la comunidad, multas y hasta cinco días de arresto. 

    La legislación incluye en acoso callejero los comentarios sexuales, fotografías y grabaciones hechas sin consentimiento, contacto físico indebido y sin consentimiento, persecución o arrinconamiento, masturbación en público, exhibicionismo o gestos obscenos. No solo en la vía pública, sino también en centros comerciales, teatros y bares. 

    En Chile se aprobó un ley en junio de 2019 que prevé que la justicia aplicará sanciones, salvo que el acto constituya una falta o delito que tenga una pena más grave, como la violación o el abuso sexual. A su vez existe un curso online sobre violencia de género, y está el Observatorio contra el Acoso Callejero (iniciativa de la sociedad civil), ambos funcionan en todo el territorio. En Santiago de Chile está el plan Quiero mi barrio, que trabaja para el mejoramiento urbano y promueve la participación de la comunidad.

    Costa Rica ha sido el último país en aprobar una legislación sobre el tema, en julio de 2020. La ley castiga con una pena de 10 meses a un año de cárcel a quien grabe un vídeo de otra persona con connotación sexual y la pena se amplía hasta los tres años de prisión si ese material audiovisual es distribuido a otras personas, según informó El Espectador.

    "El acoso sexual callejero no es inofensivo, es violencia contra las mujeres y sus cuerpos, y ya no podremos seguir justificando, naturalizando ni minimizando esta conducta machista y cotidiana", declaró la ministra de la Condición de la Mujer y presidenta del Inamu, Patricia Mora.

    ¿Qué pasa en el resto de los países latinoamericanos? 

    En Guatemala en 2019 se elaboró un proyecto de ley que establecería una multa para quien cometa acoso callejero, y cárcel si fuera en contra de una niña o adolescente. Solo en Ciudad de Guatemala existe una estrategia municipal para prevenir y responder al acoso sexual, y una flota especial de transporte para mujeres en horas pico. A nivel nacional funciona el Observatorio contra el Acoso Callejero, una iniciativa de la sociedad civil que funciona recopilando datos.

    En Colombia se han implementado una serie de medidas para contrarrestar el acoso sexual contra las mujeres, entre ellas la promulgación de la Ley 1257 de 2008, donde se prevén penas de entre uno y tres años de prisión por cometer algún tipo de conducta que "persiga, hostigue o asedie física o verbalmente con fines sexuales no consentidos".

    En Brasil en 2018 se tipificó el delito de acoso callejero o importuno sexual, que sanciona el acoso sexual en lugares públicos o "acoso callejero". El proyecto incluye una sanción para aquellos que divulguen material audiovisual con escenas de violaciones, con condenas que van entre uno y cinco años de prisión.

    ​En México a nivel del Gobierno Federal existe el Programa Rescate de Espacios Públicos, que estipula "acciones integrales" para mejorar el deterioro y abandono de localidades, desde un enfoque de derechos, y el Observatorio de Violencia Social y de Género, del Instituto Nacional de Desarrollo Social, que genera información sobre el acoso callejero.

    A su vez, desde 2019 en Ciudad de México lanzar chiflidos, comentarios sexuales, ser captado en vídeo cometiendo una falta o agredir a mujeres amamantando son algunas de las causas que ameritan sanciones que van desde amonestaciones a arresto. Además, en la ciudad se han aumentado la cantidad de ómnibus exclusivos para mujeres, y se implementó un sistema de apoyo y denuncia en el metro, con vagones separados para mujeres y menores de 12 años.

    En Uruguay, en diciembre de 2017, se aprobó la Ley N°19.580 de violencia hacia las mujeres basada en género; allí se hace referencia al acoso callejero como tipo de violencia, por ende da un marco legal que respalda cualquier acción que los organismos quieran tomar al respecto.

    Etiquetas:
    Brasil, Costa Rica, Chile, Argentina, Perú, México, Colombia, Uruguay, legislación, acoso sexual, acoso callejero, acoso sexual callejero
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook