En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    331
    Síguenos en

    Horas cruciales se viven en el sur de Chile. La huelga de hambre de nueve mapuches detenidos en las cárceles de Temuco y Angol ha superado los 75 días. Piden la aplicación de un convenio de la OIT sobre pueblos indígenas. El líder espiritual ('machi') Celestino Córdova llegó a ser hospitalizado en estado grave. 

    Alto riesgo cardiovascular, hipotensión permanente y hemorragias internas componen el diagnóstico del estado de salud de Celestino Córdova tras 75 días de huelga de hambre. "La situación del machi Celestino es crítica, se encuentra en riesgo vital, en riesgo de secuelas permanentes", señaló en un comunicado Leonor Olate, médica del líder espiritual mapuche. 

    Desde el 4 de mayo la autoridad espiritual mapuche realiza una huelga de hambre en la cárcel de la ciudad de Temuco, a unos 675 kilómetros al sur de Santiago. A él se suman otros ocho comuneros mapuche (viven en comunidades) que se mantienen en la movilización en el Centro Penitenciario de la ciudad de Angol. Todos detenidos y algunos sentenciados en causas vinculadas al contexto de la lucha por la recuperación de tierras del pueblo nación mapuche, por lo que son considerados presos políticos por la sociedad civil.  

    En conversación con Sputnik, la vocera de los mapuches Giovanna Tafilo señaló que la gravedad del estado de salud de Córdova obedece también a las "secuelas físicas de la huelga de hambre del año 2018". Esta vez, su internación se dio un día después de que el machi anunciara la radicalización de su protesta, pasando a una huelga seca, o sea, dejando de ingerir incluso agua.

    En la noche del miércoles 15 de julio, Córdova fue trasladado bajo altas medidas de seguridad al Hospital Intercultural de Nueva Imperial en la región de la Araucanía en el sur de Chile, producto de las  complicaciones médicas que presentaba debido a la prolongada huelga de hambre que lleva a cabo, informó Tafilo.

    Machi Celestino Córdova
    © Foto : Gentileza Izquierda Diario
    Machi Celestino Córdova

    Desde Gendarmería, institución a cargo de los presos en Chile, se indicó que el machi fue derivado al centro de salud por recomendaciones de autoridades del área, como el Colegio Médico, para que fuera evaluado y contó con la voluntad del propio mapuche, quien además aceptó realizarse el examen PCR para COVID-19, que arrojó un resultado negativo. 

    Son horas cruciales para encontrar una salida a la situación, ya que la salud del machi y de los otros ocho mapuches en huelga se sigue deteriorando. 

    "Hoy día es tiempo de hacer acciones concretas en solidaridad y defensa de nuestra espiritualidad y en apoyo específico a nuestro machi Celestino y los presos políticos en huelga de hambre", afirmó Tafilo.

    ¿Qué piden los mapuches de Chile en huelga de hambre?

    Manifestación por presos políticos mapuche de Angol
    © Foto : Gentileza diario Resumen
    Manifestación por presos políticos mapuche de Angol

    Más de 75 días han trascurrido desde que los presos políticos Víctor Llanquileo, Sergio Levinao, Juan Queipul, Freddy Marileo, Juan Calbucoy, Reinaldo Penchulef, y Danilo Nahuelpi iniciaran la acción de protesta junto a Celestino Córdova, y a la que se sumó el interno Antu Llanca de Angol, el 18 de mayo.

    La medida de presión busca que las autoridades chilenas permitan el cumplimiento de las medidas cautelares y las condenas de los comuneros mapuche en sus respectivas comunidades, respetando con ello el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en materia de pueblos indígenas, al que está suscrito Chile desde 2008. 

    El machi Celestino, condenado a 18 años de presidio por la muerte del matrimonio Luchsinger-Mackay, fallecidos en el interior de su hogar en un incendio provocado, solicita cumplir su pena en su rewe, altar que cada machi coloca en su propia comunidad, fundamental en la cosmovisión mapuche. 

    Mapuches en un rewe
    © Foto : Gentileza CONADI
    Mapuches en un rewe

    Rodrigo Curipan, werkén (vocero) de la comunidad Rankilko y actual werkén de los presos políticos en huelga de hambre en la cárcel de Angol, dijo a Sputik que tiene la convicción de que "la solución a la huelga de hambre pasa porque se haga aplicación del Convenio 169 de la OIT, particularmente el artículo 10.2 que es el que nos hace más relación a la situación en materia penal".

    "A lo largo de los últimos 12 años de ratificado el convenio, no ha habido en ningún caso la aplicación del 169 en materia penal", afirmó Curipan, lo cual resulta preocupante, sobre todo porque la autoridad chilena solo quiere aplicar a los huelguistas el reglamento penitenciario de Gendarmería.

    Curipan acusa al Gobierno de actuar con lentitud y no negociar con los que llevan la huelga de hambre para buscar mecanismos que aseguren que los tribunales de justicia apliquen el convenio internacional, y que no lo hagan aplicando "el criterio de la pandemia", porque esto implicaría que a largo plazo el Ministerio Público podría, finalizada la crisis sanitaria, "pedir nuevamente el cambio de medida cautelar".

    En ese caso, el tribunal estaría dando orden de detención a cada comunero al que se haya aplicado la libertad condicional durante la pandemia o el regreso a la cárcel, en el caso de los condenados. 

    Por esta razón, para el periodista y escritor Pedro Cayuqueo, resulta importante que se aplique el convenio de la OIT, porque "es un tratado internacional de derechos humanos ratificado por el Estado. Esto significa que los derechos establecidos en este instrumento se integran al ordenamiento jurídico con rango constitucional. En ese sentido lo que hoy demandan los presos mapuches en huelga es básicamente el cumplimiento de la ley", indica a Sputnik.

    Consecuencias de una huelga de hambre a la salud 

    Reunión de comunidades mapuche
    © Foto : Gentileza Pablo Salas
    Reunión de comunidades mapuche

    A la hospitalización del machi Celestino Córdova hay que sumar el deterioro de salud que  están padeciendo los presos políticos de Angol, tras 10 semanas de huelga.

    "Estamos en una situación crítica del punto de vista de la salud, el médico el otro día nos hablaba de que la mayor parte, es decir casi el 70% de los huelguistas estaría en una situación de desnutrición, porque el rango de pérdida de peso fluctúa entre los 24, 25 kilos por cada uno de ellos", explica Curipan. 

    Para el werkén se está llegando a un punto límite, lo que resulta lamentable si se considera que "no se ha visto prácticamente ninguna reacción de parte del Gobierno para atender la demanda de los prisioneros políticos mapuche". 

    Curipan indica que ellos esta atentos a evitar que haya un desenlace fatal, pero también lo están a que Gendarmería opte por "hacer la alimentación forzada de cada uno de los prisioneros políticos mapuche lo que, a nuestro juicio, por supuesto, es una situación que violaría aún más la situación de los derechos humanos". 

    Para Giovanna Tafilo, la posibilidad de obligar al machi a alimentarse puede ser aún más peligrosa "porque Gendarmería ya interpuso el recurso de amparo para poder alimentarlo a la fuerza, porque ellos saben que la huelga anterior, cuando le pusieron suero a la fuerza, casi lo matan", detalla.

    "Inmeditamente su cuerpo reaccionó al suero y empezó a vomitar y empezó con indigestión. Ellos saben que, si esta vez hacen lo mismo, esta vez lo matan no más", sentencia la vocera. 

    Un grito en silencio

    Mapuches en actividad de apoyo a los presos de Angol
    © Foto : Gentileza Interferencia
    Mapuches en actividad de apoyo a los presos de Angol

    El 12 de julio, antes de la hospitalización del machi Celestino, se dio a conocer un mensaje enviado por él a quienes lo han apoyado en sus demandas durante este último tiempo y en especial a todo a su pueblo. 

    "En un posible fallecimiento le pido a mi pueblo-nación mapuche no bajar la guardia y luchar hasta hacer que el Estado chileno se ponga a disponibilidad de devolver nuestro territorio ancestral mapuche", demandó en un audio de fundido por su vocería. 

    Este llamado fue muy duro para Giovanna Tafilo, "porque es casi una despedida". "Le dije que no podía hacer eso, porque para nosotros era muy difícil estar en la posición en la que estamos, tratando que él pueda seguir en este tiempo junto a su pueblo mapuche".

    Lo cierto es que el tiempo se acaba, porque la voluntad de los comuneros es no dejar la huelga de hambre. Una determinación que parece no conmover hasta el momento a la autoridad, ni tampoco a los medios de comunicación masivos que han mantenido la huelga prácticamente invisibilizada. 

    "Por un lado, ha jugado en contra el copamiento de la agenda noticiosa por parte de la crisis sanitaria. Pero también el sesgo histórico de la prensa chilena, que solo se interesa en este tipo de movilizaciones cuando la salud de los presos se vuelve tema de preocupación pública", explica Cayuqueo. 

    La salud del machi y de varios de los presos políticos mapuches está cada vez más comprometida, por eso para Tafilo, el acompañamiento, la solidaridad, la difusión y la posibilidad de romper el cerco comunicacional "puede ayudar a que el Gobierno una vez por todas toma le iniciativa y comienza a abrir algunas pequeñas puertas para poder conversar y llegar a buen término, porque si el machi fallece es el peor escenario que se puede dar acá", sentencia.  

    Un desenlace, que tras la hospitalización de Celestino Córdova se hace más incierto, y al que el propio machi estaría preparado desde el mismo 4 de mayo: 

    "Asumimos esta huelga de hambre por nuestra creencia espiritual, por la vida, por la salud, por nuestra tierra, por nuestro territorio, por nuestra madre naturaleza y la conservación de esta, por la lealtad a nuestros antepasados, por la libertad y la dignidad de todas nuestras generaciones", señala en su último mensaje.

    "De mi parte, desde la cárcel continuaré resistiendo, asumiendo toda consecuencia que puede significar, si llegase a extenderse dicho sacrificio, porque es parte del cumplimiento del mandato espiritual y parte del servicio espiritual de la vida de machi".
    Etiquetas:
    protestas, hospitalización, huelga de hambre, coronavirus en América Latina, COVID-19, mapuches, Chile
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook