En directo
    América Latina
    URL corto
    El coronavirus en Ecuador (299)
    0 10
    Síguenos en

    QUITO (Sputnik) — El avance del COVID-19 en la capital de Ecuador, hizo que el alcalde de Quito, Jorge Yunda, pida al Comité de Operaciones Especiales (COE), una serie de medidas restrictivas, pese a que la ciudad se encuentra en semáforo amarillo.

    "En la sesión ordinaria del martes 14 de julio del 2020, el Concejo Metropolitano de Quito en pleno, aprobó una resolución en la que se exhorta al COE Nacional para que tome las medidas emergentes ante la pandemia que se ha agudizado en el Distrito Metropolitano de Quito", dijo una resolución del organismo.

    Entre las medidas solicitadas está establecer el toque de queda entre las 19:00 y las 5:00 locales (0:00 y 10:00 GMT), implementación de la ley seca, prohibición de reuniones sociales y restricción del uso del espacio público para parques, casas comunales, canchas, escenarios deportivos y conchas acústicas.

    Adicionalmente se pide eliminar los salvoconductos para la circulación vehicular y dejar sin vigencia los emitidos, con excepción de los que se requieran para el funcionamiento de las actividades esenciales determinadas por los órganos competentes.

    Las medidas planteadas al COE fueron aprobadas en forma unánime por todos los miembros del ayuntamiento, integrado por 21 concejales.

    En rueda de prensa, Yunda dijo que el sistema sanitario de la ciudad no tiene disponibilidad de camas ni de unidades de cuidados intensivos, dado que está saturado por el incremento de casos de COVID-19.

    También señaló que, en los últimos días, 120 cadáveres fueron rescatados de sus casas por brigadas municipales en medio de la pandemia; 13 de ellos fueron recogidos de las vías públicas.

    De aceptarse las medidas solicitadas, estas deberán regir específicamente para el Distrito Metropolitano de Quito.

    El 13 de julio, la prefecta de Pichincha, Paola Pabón, y seis alcaldes de esa provincia, cuya capital es Quito, también pidieron al COE nacional prohibir el consumo de alcohol y ampliar el toque de queda, por el incremento de contagios.

    Además pidieron prohibir las reuniones sociales, pues en las últimas tres semanas se registraron más de 775 fiestas clandestinas, sin respeto a las normas como el distanciamiento o el uso de mascarilla.

    A partir de mayo, la mayoría de los 221 cantones de Ecuador pasaron del color rojo al amarillo en un sistema de semáforo epidemiológico ideado por el gobierno para levantar gradualmente las restricciones del confinamiento por COVID-19 que rige desde mediados de marzo.

    De esa forma, pasaron del aislamiento social a una etapa de distanciamiento social.

    Tema:
    El coronavirus en Ecuador (299)
    Etiquetas:
    coronavirus en América Latina, Ecuador
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook