En directo
    América Latina
    URL corto
    11543
    Síguenos en

    Cristiano Ronaldo es de esas celebridades que parecen inalcanzables. Sin embargo, el reconocimiento a los médicos cubanos que combaten el COVID-19 en Turín pudo más. Inesperadamente, el astro del fútbol hizo a los cubanos un regalo que no olvidarán.

    La delegación de médicos cubanos que se encuentra en Turín para asistir a Italia en el combate a la pandemia de COVID-19 recibió un inesperado regalo que sus integrantes no olvidarán: el astro del fútbol mundial, Cristiano Ronaldo, entregó a cada médico una camiseta autografiada.

    Según consignó el medio cubano CubaSí, cada uno de los 38 profesionales de la salud que integra la delegación cubana asentada desde mayo en la ciudad de Turín recibió una camiseta oficial de Cristiano Ronaldo con la firma personal del astro.

    El gesto fue posible gracias a una voluntaria de la Agencia de Intercambio Cultural y Económico con Cuba que logró llegar con el pedido a dirigentes del club Juventus. De acuerdo al medio cubano, el sueño de estar un poco más cerca del ídolo portugués no era sencillo debido a la gran cantidad de pedidos de solidaridad que los clubes reciben en medio de la pandemia.

    Sin embargo, tanto los directivos de Juventus como el propio Cristiano hicieron una excepción, en reconocimiento a la ayuda prestada por los médicos cubanos. Así, Ronaldo firmó una por una las 38 camisetas y las hizo llegar a los médicos, que no salían de su asombro.

    "Cristiano estuvo de acuerdo. No pueden hacerlo, pero esto, dijeron, sí, porque es para los médicos y enfermeros cubanos de Turín", destacaron desde la delegación cubana, según recoge CubaSí.

    El regalo de Ronaldo coincidió con otro importante gesto de Italia hacia los cubanos. Julio Guerra, jefe de la delegación cubana en Turín, recibió la ciudadanía honoraria por parte de la Alcaldía de esa ciudad italiana.

    Etiquetas:
    COVID-19, pandemia de coronavirus, Cristiano Ronaldo, médicos, Italia, Cuba
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook