En directo
    América Latina
    URL corto
    0 90
    Síguenos en

    LA HABANA (Sputnik) — Cuba no se libra de la crisis alimentaria que sacude al mundo y afecta a cerca de 270 millones de seres humanos, acrecentada por el impacto de la pandemia del COVID-19, y para ello se toman decisiones que ayuden a evitar las consecuencias de esta contingencia, confirman fuentes locales.

    Entre las principales medidas adoptadas por Cuba, está la preservación de la salud de la población, el desarrollo de cultivos de ciclos cortos, el enfrentamiento a la sequía, y la prevención ante la temporada ciclónica que se avecina en el Caribe, subrayó Rebeca Cutié, consejera de la isla ante los organismos internacionales con sede en Roma, Italia.

    Durante su intervención en el 164 periodo de sesiones del Consejo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), que concluyó el pasado 10 de julio, la diplomática cubana denunció el impacto negativo de la aplicación de sanciones y medidas unilaterales por parte de Estados Unidos, que limitan la capacidad del país para adquirir alimentos y combustible, elementos usados por Washington para ejercer presión política.

    A su vez, la isla implementa el Programa País "Apoyo estratégico a la seguridad alimentaria sostenible en Cuba" (SAS), dirigido por el ministerio cubano de la Agricultura con acompañamiento de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Unión Europea, que contribuye con un financiamiento de tres millones de euros.

    Este proyecto según expertos, se propone incidir en la capacidad de gestión para el fortalecimiento de los procesos de decisión y la formulación de políticas, así como apoyar el Programa de Autoabastecimiento Municipal.

    El programa SAS se desarrollará hasta el año 2025 en seis municipios de las provincias Sancti Spíritus y Villa Clara (centro) con un monto total de 19.950.000 euros, y su aplicación incluye la puesta en práctica de proyectos destinados a la seguridad alimentaria y nutricional en Cuba, y a las políticas públicas en materia agroalimentaria.

    También Cuba trabaja en fortalecer el autoabastecimiento local para una alimentación sostenible y sana, en conjunto con el PNUD (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo), y el Sistema Integrado de Gestión del Conocimiento para la seguridad alimentaria en el país, que se ejecuta en conjunto con la FAO.

    A su vez, impacta negativamente el trabajo interno en el aprovechamiento de las tierras cultivables, un criticado sistema de acopio en el sector agrícola, y constantes desabastecimientos de productos de primera necesidad a los mercados de la red de comercio en la isla.

    Etiquetas:
    alimentación, Cuba
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook