En directo
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) advirtió que por quinto año consecutivo aumentó el hambre en América Latina, alcanzando, en 2019, a 47,7 millones de personas.

    "El hambre en América Latina y el Caribe afectó a 47,7 millones de personas en 2019; se trata del quinto año consecutivo de aumento del hambre", según el informe "El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2020", elaborado por la FAO.

    Las proyecciones del estudio indican que el hambre, considerada como una estimación del número de personas que no consume las calorías suficientes para llevar una vida activa y saludable, afectará a casi 67 millones de personas en 2030, es decir, cerca de 20 millones más que en 2019.

    "Estamos peor ahora que cuando la región se comprometió con los Objetivos de Desarrollo Sostenible en 2015; desde entonces, 9 millones de personas más viven con hambre", dijo el representante regional de la FAO, Julio Berdegué.

    En términos porcentuales, el hambre afecta actualmente al 7,4% de la población latinoamericana, y se espera que aumente al 9,5% al 2030.

    Para América Central se prevé un aumento de 3 puntos porcentuales en el hambre para 2030, mientras que para América del Sur, la proyección es un alza de 7,7%, lo que equivale a casi 36 millones de personas.

    "Las cifras de hambre en el año 2019 son escalofriantes, como también lo es el pronóstico para el año 2030; con el impacto de la pandemia del COVID-19 la realidad será peor que la que proyectamos en este estudio; necesitamos una respuesta extraordinaria de los gobiernos, del sector privado, la sociedad civil y las organizaciones multilaterales", dijo Berdegué.

    Alto costo

    La FAO advirtió que en América Latina y el Caribe se registra el costo más alto para realizar una dieta que cubra las necesidades energéticas mínimas: 1,06 dólares por persona al día; lo que significa un 34% más cara que el promedio global.

    "En la región, el costo de una dieta saludable (…) también es el más alto del mundo, con un valor promedio de 3,98 dólares al día por persona; dicho valor es 3,3 veces más caro que lo que una persona bajo la línea de pobreza podría gastar en alimentos; según los ingresos promedio estimados, más de 104 millones de personas no pueden permitirse una dieta saludable", agregó.

    La FAO advirtió que en América Latina y el Caribe es la región donde la inseguridad alimentaria, que significa la poca disponibilidad de alimentos que tiene una persona, está aumentando más rápidamente: creció del 22,9% en 2014 al 31,7% en 2019.

    El 9% de la población regional sufre inseguridad alimentaria "grave", lo que significa que las personas se han quedado sin alimentos y, en el peor de los casos, pasan un día o varios días sin comer, explicó la FAO.

    Asimismo, casi un tercio de los habitantes de la región —205 millones de personas— vive en condiciones de inseguridad alimentaria moderada, que ocurre cuando las personas enfrentan incertidumbre en su capacidad de obtener alimentos y se ven obligadas a reducir la cantidad o calidad de los alimentos que consumen, agregó.

    Etiquetas:
    hambre, América Latina, pobreza
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook