En directo
    América Latina
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    CARACAS (Sputnik) — Las sanciones de la Unión Europea (UE) contra 11 funcionarios del Gobierno de Venezuela son un intento de ese bloque de sacar nuevamente a flote al diputado opositor Juan Guaidó, autoproclamado presidente del país caribeño, dijo a Sputnik la vicepresidenta de la Asamblea Nacional Constituyente, Tania Díaz.

    "La oposición política ya no puede convocar a sus seguidores, a su liderazgo político en una acción, no puede; por eso la UE, que tiene intereses en Venezuela, esa élite que tiene intereses criminales con las élites apátridas venezolanas, están lanzando un respirador a ver si logran reflotar ese fracaso político (…) que representa Juan Guaidó", afirmó Díaz en declaraciones ofrecidas a Sputnik.

    Las sanciones, que también alcanzaron a la constituyente, prohibiéndole ingresar a los países que integran la UE, son una acción "injerencista, absurda e inmoral", agregó.

    Censura

    Las medidas de la UE, a las cuales se plegó Suiza, congelan los bienes y cuentas de los sancionados, e incluyen al diputado opositor Luis Parra, que en enero de este año fue nombrado presidente de la Asamblea Nacional (parlamento unicameral).

    "Lo único que pueden lograr con las mal llamadas sanciones, es que ni los chavistas ni los opositores parlamentarios podamos ir allá al parlamento europeo o a cualquier parlamento del mundo a expresar nuestra opinión. Es una operación de censura", expresó.

    Para la constituyente y dirigente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), los parlamentarios del bloque europeo están incurriendo en una resolución "que viola los principios mismos del funcionamiento del Parlamento Europeo, que lo que está haciendo es legitimar el saqueo y despojo de Venezuela, de sus activos".

    Díaz calificó el 10 de julio como una injerencia, la resolución que aprobó el Parlamento Europeo contra el Gobierno venezolano, y aseguró que sus miembros no admitirán presiones extranjeras.

    Para los integrantes de la Constituyente, esas medidas legitiman el bloqueo económico de Estados Unidos contra su país, el cual aseguran impide el acceso de la población a alimentos, medicinas y otros insumos.

    Elecciones parlamentarias en Venezuela

    Además, Díaz dijo a Sputnik que los comicios parlamentarios del próximo 6 de diciembre en Venezuela son producto del diálogo con la oposición que cree en los procesos electorales.

    "Esos acuerdos, esas elecciones, son parte del consenso de las fuerzas políticas venezolanas que apuestan por la vía electoral, constitucional, democrática, pacífica y se aleja de la vía de los atajos inconstitucionales violentos y antidemocráticos", apuntó Díaz en declaraciones a Sputnik.

    Díaz recordó que en la mesa de diálogo nacional, que se instaló en septiembre de 2019, se establecieron seis acuerdos iniciales, que aseguró dieron pie a las reformas anunciadas, entre ellas, el nombramientos de nuevos rectores del Consejo Nacional Electoral (CNE).

    "Además, de un reglamento electoral escrito con la participación de 105 organizaciones políticas, una ruta concreta de cara a las elecciones y una fecha que es el 6 de diciembre", añadió.

    La convocatoria a elecciones parlamentarias para el período 2021-2026 ha recibido fuertes críticas por parte de los gobiernos que se oponen al presidente Nicolás Maduro, los cuales aseguran que el proceso no cuenta con el respaldo de todos los partidos políticos.

    Sin embargo, la vicepresidenta de la Constituyente destacó que en el proceso electoral estarán organizaciones políticas tradicionales como: Acción Democrática (AD), Comité de Organización Política Electoral Independiente (Copei), Primero Justicia y Un Nuevo Tiempo.

    Respecto a los señalamientos que recibió el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) por el nombramiento de las nuevas directivas de estos partidos, sostuvo que la decisión fue provocada por el alzamiento de las bases de esas organizaciones.

    "Allí hay partidos tradicionales como Acción Democrática y Copei, partidos más nuevos que han renovado sus estructuras porque se les han alzado las bases como Primero Justicia y Un Nuevo Tiempo, que se han sentado en la mesa porque quieren elecciones, quieren preservar a la Venezuela", dijo.

    Los dirigentes de esos partidos nombrados por el TSJ, declaró Díaz, "siguen siendo oposición", y explicó que se trata de una oposición que no quiere intervención de ningún tipo.

    El sector de la oposición representada por el diputado opositor Juan Guaidó, quien en enero de 2019 se autoproclamó presidente interino de Venezuela, se niega a participar en estos comicios y en reiteradas oportunidades ha llamado a la abstención.

    No obstante, Díaz, dirigente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela, restó importancia a esos llamados y vaticinó que las parlamentarias estarán marcadas por una amplia participación.

    Asimismo, la vicepresidenta afirmó que las elecciones parlamentarias son clave para recuperar el poder legislativo, y así evitar que el diputado opositor siga entregando los recursos de Venezuela.

    "Recuperarlo implica restituir el orden institucional y no tener aquí adentro una cabeza de playa (especie de puente que sirve para emprender operaciones militares) como ha significado Juan Guaidó para todos esos planes, intereses foráneos que tienen la mira puesta en los recursos estratégicos venezolanos", sostuvo Díaz.

    Díaz aseguró que Guaidó ha estado al frente de varios intentos de golpe de Estado contra Maduro por lo que, a su juicio, renovar el poder legislativo "es simplemente curar a Venezuela de ese cáncer para instruir un poder democrático como el que todos necesitamos para que nos dejen desarrollar nuestro país en paz".

    La vocera del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela señaló que los sectores oficialistas en la nación caribeña quieren que en el país exista una oposición "sensata".

    "Queremos tener una oposición sensata, democrática, que haga control político como lo debe hacer la Asamblea Nacional, pero recuperar ese poder no tanto para las fuerzas de la revolución, sino es resguardo de la integridad territorial y la soberanía de la República", agregó.

    Los recursos de países como Brasil, Bolivia, Ecuador y Venezuela están en la mira de Estados Unidos y los países europeos, porque significan un "salvavidas a su modelo capitalista, hoy en crisis terminal", aseguró la constituyente.

    Campaña y pandemia

    Respecto al proceso electoral, Díaz, vicepresidenta de Propaganda, Agitación y Comunicación del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), señaló que la mejor campaña que puede hacer esa organización política es mantener a su militancia colaborando en sus comunidades en la prevención de los contagios del nuevo coronavirus.

    "Nosotros tenemos en registro casi 300.000 calles organizadas. Tienen sus jefes o jefas de calle, ellos son ahora la vanguardia de las actividades de prevención popular del PSUV, que son los que están al frente del tratamiento, contención, del abordaje para contención del coronavirus, no hay mayor campaña electoral que esa", afirmó.

    Díaz explicó que la decisión del expresidente de Estados Unidos, Barack Obama (2009-2017), de declarar en 2015 a Venezuela como una amenaza inusual extraordinaria, que llevó a numerosas agresiones contra su país, ha obligado al PSUV a compenetrarse y organizarse en función de la defensa de su territorio.

    La constituyente sostuvo que esa situación ha traído como resultado a que los habitantes de Venezuela tengan firme la participación popular como una herramienta de defensa de la soberanía nacional. 

    Etiquetas:
    bloques, Juan Guaidó, sanciones, Venezuela, UE
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook