En directo
    América Latina
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    LA HABANA (Sputnik) — Ninguno de los diez miembros de la delegación de paz de la guerrilla colombiana Ejército de Liberación Nacional (ELN) estuvo implicado en el ataque a la Escuela de Cadetes de Policía General Santander, de Bogotá, confirmó el comandante Pablo Beltrán, en entrevista concedida al portal Cubadebate.

    "Nosotros estamos acá, en La Habana, en una misión de paz y desligados totalmente de cualquier cuestión de operaciones militares; ni por comunicaciones, ni por mando, tenemos que ver con eso, porque fue el compromiso que hicimos con los dos Gobiernos, el colombiano y el cubano", expresó el jefe del grupo negociador de paz del ELN.

    En enero de 2020, el Gobierno de Colombia, después de romper el acuerdo de negociar la paz con la guerrilla del ELN a consecuencia del ataque al recinto policial en Bogotá, solicitó la extradición de varios de los miembros del grupo armado, que se encuentran en Cuba como representantes en la mesa de diálogo.

    Cuba rechazó la solicitud de extradición alegando que los protocolos acordados incluían una garantía de retorno seguro de la delegación del ELN en caso de ruptura de las negociaciones, en su condición de país garante de la negociación de paz, junto a Brasil, Chile, Noruega, y Venezuela.

    "Es una ley de las negociaciones internacionales de paz proteger a las delegaciones negociadoras, y el mecanismo que se usa es firmar un protocolo de retorno seguro", subrayó el comandante Beltrán.

    Beltrán explicó que los representantes del ELN firmaron la agenda de negociaciones el 30 de marzo de 2016 en Caracas, y cinco días después se rubricaron los protocolos de funcionamiento, entre ellos el protocolo de ruptura, entre el Gobierno de Colombia, el ELN y los cinco países garantes.

    "Eso le da un estatus de acuerdo internacional; no fue que lo firmó [expresidente colombiano Juan Manuel] Santos solamente, no, es un acuerdo internacional, y como tal tiene que cumplirse", enfatizó el líder insurgente.

    Tormenta política en Colombia

    Beltrán enfatizó que su país vive una "tormenta política" y denunció el incumplimiento del actual Gobierno de los acuerdos de paz con la desintegrada guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), ahora convertida en el partido político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, y el asesinato de más de 200 de sus excombatientes.

    "La intención de hacer trizas la paz no la dejaron solamente para los papeles, la sufre la gente", enfatizó en La Habana el comandante.

    Beltrán recalcó que el grupo negociador y la máxima dirección del ELN insisten en la voluntad de encontrar un diálogo concreto y duradero que permita garantizar la paz del pueblo de Colombia.

    "Nunca vamos a abandonar el camino de buscar una solución política, pero siempre nos vamos a defender. No tenemos vocación de mártires. Uno escoge estas cosas porque considera que vale la pena vivir y morir por ellas; si no, no escogía este camino", afirmó.

    Respecto a una posible reanudación de los diálogos de paz entre la guerrilla del ELN y el Gobierno colombiano, Beltrán comentó que mantiene la esperanza de regresar a la mesa de negociaciones, porque sigue creciendo la presión de la sociedad colombiana y la comunidad internacional por el respeto a los acuerdos de paz y la reanudación de los diálogos.

    Etiquetas:
    atentado, Bogotá, Colombia, Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook