En directo
    América Latina
    URL corto
    El coronavirus en Cuba (149)
    180
    Síguenos en

    LA HABANA (Sputnik) — Directivos del Centro de Neurociencias (CNEURO) de La Habana anunciaron que Cuba dispondrá en octubre próximo de los primeros 500 ventiladores pulmonares de producción nacional, destinados a pacientes afectados por el COVID-19, destacan medios locales.

    "Tener soberanía tecnológica nos permite garantizarle la salud al país y evitar cualquier acción del bloqueo (de EEUU) para impedir que llegue lo que necesitamos", afirmó a la prensa el neurofisiólogo Mitchell Valdés Sosa, director del CNEURO.

    Según el científico, se espera que a fines de octubre estén listos 250 ventiladores invasivos y 250 no invasivos para entregar al sistema nacional de salud, lo que permitirá –en su opinión- fortalecer la capacidad de respuesta al COVID-19 y a cualquier tipo de enfermedad.

    Los 500 ventiladores se construyen con fondos aportados por la Unión Europea (UE), la organización no gubernamental MediCuba-Suiza, y diferentes campañas emprendidas por la sociedades cubanas de Higiene y Epidemiología, y de Bioingeniería.

    Según una nota publicada el pasado 11 de julio en el periódico local Granma, las máquinas pasarán pruebas en animales, utilizándolas en cerdos de más de 50 kilogramos para comprobar el funcionamiento en condiciones cercanas a la realidad, antes de recibir la certificación del Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (CECMED), la autoridad reguladora cubana.

    El ventilador pulmonar producido en la isla, además de ofrecer ventilación asistida, es capaz de medir el oxígeno y tiene un alto rango de soporte sin electricidad al trabajar con baterías, subraya la nota divulgada por la prensa cubana.

    En abril último, el Gobierno cubano denunció la imposibilidad de adquirir respiradores artificiales, un equipamiento clave para la atención a los casos más graves contagiados con el COVID-19, por la negativa de EEUU de vender estos equipos a la isla, según las regulaciones que impone el bloqueo económico, comercial y financiero que Washington impone a Cuba desde 1962.

    La Habana planeaba comprar ventiladores artificiales a los fabricantes IMT Medical y Acutronic, pero estas compañías pasaron al control de la empresa estadounidense Vyaire Medical Inc., que canceló todos los proyectos con Cuba, debido a las restricciones impuestas por la Casa Blanca.

     

    Tema:
    El coronavirus en Cuba (149)
    Etiquetas:
    COVID-19, Cuba
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook