En directo
    América Latina
    URL corto
    El centenario del Canal de Panamá (20)
    356104
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — En 2013 el proyecto del Gran Canal Interoceánico de Nicaragua, según su nombre oficial, brillaba en los titulares de la prensa como "desafío a Panamá", "el controvertido y faraónico Canal", o "un sueño de 500 años que pronto se puede concretar". Hasta la fecha, el Canal de Nicaragua ni empezó a construirse.

    Mientras que este 2020 el Canal de Panamá cumple un siglo desde su inauguración oficial, el de Nicaragua planeaba para ahora celebrar un año desde el inicio de sus primeras operaciones.

    De ser concluido el megaproyecto, marcaría un nuevo hito en la navegación marítima mundial, mientras que la importancia del Canal de Panamá pasaría a un segundo plano. Pero la realidad tuvo otros planes.

    Proyecto ambicioso

    De acuerdo con los planes del Gobierno nicaragüense y las promesas de la empresa china HKND Group, el principal inversor del proyecto, la nueva vía interoceánica de casi de 280 kilómetros (frente a los 80 kilómetros del Canal de Panamá) serviría para los barcos más grandes y sería el paso más corto entre Asia y los puertos en la costa este de EEUU.

    Sobre el papel, el Canal de Nicaragua sería capaz de satisfacer la creciente demanda global del tráfico interoceánico, además de atraer inversiones masivas para los puertos marítimos y aéreos y para las carreteras del país centroamericano. En Nicaragua se establecerían zonas de libre comercio y se desarrollarían áreas ecoturísticas, que a su vez posibilitarían un mayor crecimiento, inversión y oportunidades. 

    Ludmila Símonova, la directora del Centro de Estudios Económicos del Instituto de América Latina de la Academia de Ciencias de Rusia, señaló en un comentario a Sputnik que hace poco la construcción del Canal fue "uno de los proyectos más importantes en Nicaragua desde el punto de vista de la inversión directa extranjera".

    Destacó que el Gobierno, tras aprobar la Ley 800 del Régimen Jurídico del Gran Canal Interoceánico de Nicaragua en 2012, dio su concesión por 100 años a la construcción y explotación del canal para la china HKND, encabezada por el empresario hongkonés Wang Jing.

    "El volumen de inversiones en la infraestructura se estimaba en 50.000 millones de dólares. El inicio de la explotación del Canal de Nicaragua estaba previsto para 2019, mientras que la finalización de las obras de construcción estaba programada para 2029", recordó.

    En suspenso

    El plan era más que ambicioso, pero por el momento queda en sueños. 

    Símonova constató que "las obras se suspendieron en la etapa de preparación, en 2015: los contratistas solo tuvieron tiempo para empezar a construir las carreteras hacia el lugar de las obras de excavación".

    "La causa principal de la congelación del proyecto fue la quiebra del inversor principal, Wang Jing", opinó la experta.

    Además, indicó, "tuvieron cierto efecto las actividades de los ecólogos que consideraban que el canal dañaría el ecosistema en el Lago de Nicaragua, así como la resistencia de la población de las zonas adyacentes".

    "De acuerdo con la Agencia de Protección Ambiental de Nicaragua, la construcción del canal afectaría los intereses de propiedad de 20.000 personas", precisó.

    Según afirmó a Sputnik Erika de la Garza, del Instituto Baker de la Universidad Rice (EEUU), lo único que realmente facilitó el proyecto fue "atención internacional".

    "Además, posibilitó la cobertura mediática del presidente Ortega promocionando nuevos empleos e ingresos sin precedentes que prometía el proyecto", apuntó.

    La experta de la universidad estadounidense recordó que "en 2014 Wang llegó a Nicaragua e inauguró el proyecto, y después de ello no hubo ni un ingeniero, obrero ni maquinaria alguna".

    "De hecho, el año pasado expiraron varias cláusulas del contrato", remarcó.

    Sin alternativas

    Por su parte, Símonova está segura de que "dado que China hace poco estableció las relaciones diplomáticas con Panamá (en junio de 2017) y participó activamente en la reconstrucción del Canal de Panamá, no ha de esperar que continúe las obras de construcción del Canal de Nicaragua a nivel de Estado".

    La economista enfatizó que "hoy en día el Canal de Panamá es la ruta más cómoda y más eficaz del Atlántico al Pacífico".

    Gracias a su reconstrucción, destacó, "se duplicó la capacidad de tráfico, el desplazamiento máximo de embarcaciones ascendió a 150.000 toneladas, el canal ha sido adaptado para el paso de buques cisterna con gas licuado".

    "Resulta evidente que es poco probable que surja en un futuro próximo una alternativa al Canal de Panamá, y además no es necesaria", resumió.

    La grandeza del Canal de Panamá no solo no se ve amenazada, sino que ha ido creciendo a lo largo de los 100 años de su existencia. Y el megaproyecto de Nicaragua, por su parte, sigue siendo un gran sueño.

    Tema:
    El centenario del Canal de Panamá (20)
    Etiquetas:
    Nicaragua, Panamá, Canal de Panamá, Canal de Nicaragua
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook