En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    0 61
    Síguenos en

    BOGOTÁ (Sputnik) — Una nueva denuncia de violación que involucra a uniformados se conoció en Colombia, añadiendo una mancha a la imagen de las Fuerzas Militares, ya afectada ante la ciudadanía por diversos escándalos.

    Una encuesta de la consultora Gallup divulgada este mes reveló que la proporción de colombianos con percepción favorable de las fuerzas castrenses, históricamente mayoritaria, cayó del 85% en abril al 48% en junio, lo que constituye el dato más bajo en los 20 años en que se toma el registro.

    "La política es cero tolerancia frente a cualquier acto de violencia sexual cometido por un miembro de la Fuerza Pública", dijo el mes pasado el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, al plantar cara ante la prensa por el secuestro y posterior violación de una niña indígena de 12 años, perteneciente a la comunidad Embera Katí, por parte de siete soldados.

    El delito fue perpetrado el lunes 22 de junio en la aldea Santa Cecilia, del municipio de Pueblo Rico (Risaralda, oeste), y llevó incluso al propio presidente, Iván Duque, a decir que a esos militares se los podría aplicar la pena de cadena perpetua para violadores de menores, aprobada por el Senado cuatro días antes.

    "Si nos toca estrenar con ellos la cadena perpetua, la vamos a estrenar", dijo Duque.

    Sumatoria de casos

    Pese a las advertencias de Duque y de Trujillo los casos se siguen sumando y son varias las voces que aseguran que las tropas están desmoralizadas y que hay ausencia de mando entre los comandantes, quienes a su vez estarían divididos por intereses particulares.

    El tema que conmociona a Colombia involucra a ocho infantes de la Armada sindicados de haber violado a una mujer el pasado 14 de junio en zona rural del municipio de Puerto Leguízamo (Putumayo, sur), por lo que fueron desvinculados y ahora son investigados por la Fiscalía.

    "De acuerdo con las versiones, lo que se tiene es que cuatro tuvieron relaciones no consentidas o consentidas, eso está por determinar, con esa señora, y cuatro estuvieron presentes en los actos. Eso es lo que se está aclarando con Fiscalía", dijo el general Sergio Serrano, comandante de la Fuerza Naval del Sur, a la emisora Blu Radio.

    Maltrato animal

    La imagen de los militares también se vio afectada en las últimas semanas por un caso de maltrato animal que involucró a uniformados en el suroeste del país, y que causó indignación.

    Un vídeo difundido en redes sociales permitió ver cómo un soldado adscrito a la brigada 23 del Ejército, en el batallón de Ingenieros General Agustín Angarita, encargado de custodiar una zona de torres de energía en Nariño, lanzó por los aires y produjo la muerte a una pequeña perrita de cuatro meses de nacida en medio de sus burlas y las de sus compañeros.

    ¿Instrucción o falta de preparación?

    Ante tales circunstancias, las críticas no se han hecho esperar, y una de las más ácidas provino justo de Ernesto Samper, expresidente de la República y exsecretario general de Unión de Naciones Suramericanas, quien en su cuenta de Twitter sostuvo que los soldados son de hecho entrenados para cometer actos como las violaciones.

    "El problema de los militares violadores, además de ser un caso judicial que debe ser castigado ejemplarmente, es un problema de fondo por el hecho de que haya soldados entrenados institucionalmente para este tipo de actos", escribió.

    ​Ante eso, el comandante del Ejército, general Eduardo Zapateiro, afirmó que era "un mensaje desobligante de quien fue comandante supremo y jefe de las Fuerzas Militares".

    Sin embargo, cabe la pregunta de si, como denunció Samper, en efecto hay algún tipo de instrucción deliberada que fomenta las violaciones o si se debe en realidad a una falta de preparación adecuada de los soldados, como señaló en febrero pasado Mario Montoya, excomandante del Ejército investigado por asesinatos extrajudiciales bajo su mando.

    "Me duele decirlo, pero los muchachos que van al Ejército son los de abajo... Nos toca enseñarles cómo se utiliza el baño, cómo se utilizan los cubiertos... Para que eso no se repita, se debe mejorar la calidad humana", dijo Montoya en el marco de una audiencia a la que fue citado por el tribunal de paz, tras lo cual recibió fuertes críticas.

    No obstante, la realidad es que el deterioro de la imagen de las fuerzas militares, registrado por Gallup, no diferencia entre generales y soldados de a pie.

    Etiquetas:
    armada, Colombia, violación
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook