En directo
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    BUENOS AIRES (Sputnik) — La actividad de la industria manufacturera de Argentina se derrumbó en mayo 26,4% en relación al mismo mes del año pasado con motivo de la cuarentena por COVID-19, si bien la caída fue menor que la de abril, según un informe difundido por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec).

    "En mayo de 2020, el índice de producción industrial manufacturero (IPI manufacturero) muestra una baja de 26,4% respecto a igual mes de 2019", señala el documento del organismo público.

    El desplome interanual en abril había sido de 33,5%.

    El rubro más castigado en el quinto mes del año fue el de automotores y otros equipos de transporte, que cayó 73,7%, seguido del segmento textiles, prendas de vestir, cuero y calzado, que lo hizo al 57,2%, y del de minerales no metálicos y metálicas básicas, que se hundió 52,5%.

    También se vieron perjudicados los segmentos de otros equipos, aparatos e instrumentos (51,6%), productos de maquinaria, metal y equipo (34,3%), y muebles y otras industrias manufactureras (22,5%).

    Ninguno de los sectores analizados por el Indec tuvo un desempeño positivo.

    "En mayo de 2020, el índice de la serie desestacionalizada muestra una variación positiva de 9% respecto al mes anterior", destacó el Indec.

    De acuerdo a un relevamiento realizado por el organismo a más de 1.700 empresas, "solamente 38,6% de los locales pudo operar con normalidad en mayo, mientras que 50,3% operó parcialmente y 11,1% de los locales no tuvo actividad productiva", añadió el ente estadístico.

    La caída de la actividad en lo que va de año respecto a los primeros cinco meses de 2019 acumula así una retracción de 16,3% interanual.

    La cuarentena vigente en Argentina desde el 20 de marzo continuará al menos hasta el 17 de julio.

    Construcción

    "En mayo de 2020 el indicador sintético de la actividad de la construcción (ISAC) muestra una caída de 48,6% respecto a igual mes de 2019", indicó el organismo.

    El derrumbe en abril fue de mayor gravedad, pues el sector se hundió 75,6%.

    La demanda en relación hormigón elaborado se ralentizó 86,5%; de mosaicos graníticos y calcáreos, 73,5%; de yeso, 70,6%; y del resto de insumos (incluye grifería, tubos de acero sin costura y vidrio para construcción), 69,6%.

    También aminoró la venta de ladrillos huecos (39%), de hierro redondo y aceros para la construcción (33,7%), de cemento portland (32,8%), de pisos y revestimientos cerámicos (28,5%) y pinturas para construcción (27,3%).

    Ningún insumo relacionado con la construcción registró un aumento.

    De esta manera, la actividad de la construcción durante los cinco primeros meses del año se abatió 42,2% en relación a los mismos meses de 2019.

    Durante este período, las mayores bajas fueron en la venta de asfalto (72,1%), hormigón elaborado (69%), mosaicos graníticos y calcáreos (55,2%), y en general el resto de insumos (46,6%).

    En abril estuvieron contratados de manera regular 299.755 empleados en el sector de la construcción, 31,7% menos que en el mismo mes de 2019.

    Con estos datos, el número de puestos de trabajo en esta área se redujo en el primer cuatrimestre del año 22,3% interanual.

    Desde el 31 de marzo, el Gobierno de Alberto Fernández prohibió los despidos con motivo de la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la enfermedad COVID-19.

    Argentina se encuentra en recesión oficial desde septiembre de 2018 tras dos trimestres consecutivos de contracción del Producto Interno Bruto.

    Etiquetas:
    industria, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook