10:57 GMT30 Septiembre 2020
En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    El centenario del Canal de Panamá (20)
    0 40
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — La importancia primordial del transporte marítimo y de los canales de Panamá, Nicaragua, y otras comunicaciones interoceánicas como base de desarrollo sostenible crecerá aún más en la economía mundial del mañana, sostiene Rafael Lobeto Lobo, secretario general de la Fundación Philippe Cousteau 'Unión de los Océanos'.

    "Era muy joven cuando embarqué en el 'Fontevivo' para llevar gasolina 'jet' para aviones de Venezuela a Estados Unidos", recuerda en entrevista a Sputnik Rafael Lobeto, cuya trayectoria profesional y conocimiento del canal pasa desde un simple marino a bordo hasta máximo responsable de la administración mercante española y representante en los organismos internacionales como la Organización Marítima Internacional o la Organización Internacional del Trabajo.

    Para él, "la importancia del canal de Panamá, del canal de Nicaragua si es que se desarrolla, y otras iniciativas, algunas de ellas ferroviarias, pues hay también otra serie de proyectos, será decisiva".

    "Todo esto favorece el intercambio, favorece el comercio, y el comercio y el intercambio son la base del desarrollo sostenible y un elemento cultural de primer orden, como lo han sido siempre", dice.

    Antes de la ampliación y también después, insiste Rafael Lobeto, "el canal de Panamá ha jugado y jugará un papel clave en el transporte y en el comercio mundial".

    Insiste en que "la imperativa necesidad del canal hizo que los yanquis, tras fracasar los franceses, construyeran el canal y lo tuvieran controlado con esa franja del istmo". 

    "La importancia del canal hizo que los yanquis impulsaran la separación de Panamá (de Colombia) y que mantuvieran allí un protectorado hasta que el jefe de Estado de Panamá, Omar Torrijos, y el presidente de EEUU, Jimmy Carter, pasaran la gestión del canal a manos panameñas", insiste.

    Los tratados Torrijos-Carter, firmados en Washington el 7 de septiembre de 1977 acabaron con la presencia colonial estadounidense en el Canal de Panamá y el país latinoamericano recuperó la soberanía del paso transoceánico.

    El dirigente de la Unión de los Océanos recuerda con orgullo que panameños y españoles fueron los primeros en pensar unir el Atlántico y el Pacífico a través del istmo y los que también consiguieron ampliar y gestionar el canal.

    "Una empresa española fue la que consiguió ampliar el canal, y los panameños, que podían ser vistos por los americanos como inútiles para dirigirlo, han hecho una gestión extraordinaria. Nuestra vinculación sigue allí, permanente, aunque a algunos otros les fastidie", asevera.

    Para conseguir la ampliación del canal la empresa española Sacyr tuvo que superar los "intensos debates sobre cómo debería ser la ampliación y cómo deberían ser las compuertas y vencer" entre muchos proyectos, "otros proyectos españoles y otros proyectos yanquis".

    Rafael Lobeto resalta además que "prácticamente todos los remolcadores y todas las embarcaciones y tal han sido hechas por los astilleros españoles Armon, concretamente, y asturianos".

    El secretario general de Unión de los Océanos también destaca la importancia de Cuba en el desarrollo del tráfico naval entre el Atlántico y el Pacífico y, en particular, el desarrollo de la zona especial de Mariel.

    "El puerto de Mariel de aguas profundas es una decisión estratégica cubana, ese puerto podría cobrar un enorme papel con el canal ampliado y convertirse en todo un 'hub' de transferencias en el Caribe", señala.

    A la vez, Rafael Lobeto destaca la importancia de la transformación de todo el puerto de La Habana, "que es enorme", y las posibilidades de Cuba de brindar ese "centro de reparación de buques que no hay en toda la zona".

    En ese sentido, subraya que tras recientes negociaciones cubano-chinas "acaba de llegar a La Habana el mayor dique seco".

    El centenario del corredor interoceánico es para él ocasión de echar una mirada atrás, a los tiempos en que "dependíamos del viento y que de repente descubrimos las máquinas a vapor, los motores de explosión, las turbinas que hacen navegar los buques de hoy".

    También es la ocasión para ver un futuro ya cercano, cuando "los buques van a navegar con hidrógeno y a velocidades de entre 30 y 40 nudos si no más, y algunos de ellos en régimen automático".

    Para Rafael Lobeto, "en sus cien años el canal ha vivido todos los cambios de la navegación, de la tecnología, el conocimiento y el desarrollo humano. Seguirá siendo así, a pesar de ideas o personajes que tienen visiones retrógradas e intentan detener la historia". 

    "Pero la historia continúa", y para Rafael Lobeto no cabe duda de que "la humanidad sigue adelante, conociendo el mundo a través del mar". 

    Tema:
    El centenario del Canal de Panamá (20)
    Etiquetas:
    Nicaragua, navegación, canal, Canal de Panamá, Canal de Panamá, Panamá
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook