En directo
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — El incendio que destruyó el Museo Nacional de Río de Janeiro en 2018 fue un accidente y no hay culpables, ni por actitud criminal deliberada ni por omisión, según las conclusiones de la investigación realizada por la Policía Federal.

    En un comunicado, la Policía Federal informó que la investigación terminó este lunes y que "el laudo de los peritos descartó la hipótesis de que el fuego fuera provocado o que hubiera una actitud delictiva".

    También descartan que los gestores tuvieran una actitud negligente relacionada con el mantenimiento del museo, que se encontraba en muy mal estado desde hacía años.

    "A pesar de que las obras de restauración aún no habían comenzado, en la época del incendio, la obtención de los recursos para la reforma del edificio ya había sido definida, meses antes del accidente", asegura la policía.

    La policía recuerda que tanto el rector de la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ) como la directora del Museo Nacional habían iniciado trámites con el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) para restaurar el edificio y entre otras cosas, adecuarlo al código de seguridad y anti incendios.

    El contrato para iniciar esas obras de reforma fue firmado en junio de 2018, pero no dio tiempo de empezarlas: el museo ardió poco después, el 2 de septiembre de ese año.

    Según las conclusiones de la policía, el fuego empezó en un auditorio del primer piso, cerca de la entrada principal, probablemente por culpa de un fallo en un aparato de aire acondicionado.

    El Museo Nacional de Brasil arde en llamas
    © AFP 2020 / Carl De Souza
    La policía también destaca que en agosto de 2015, tres años antes del incendio, los bomberos de Río de Janeiro habían acudido al museo para verificar en qué condiciones se encontraba.

    Sin embargo, ese trabajo de control externo no fue concluido, y el oficial del cuerpo de bomberos que dejó el trabajo sin concluir "tuvo un castigo administrativo", según la policía.

    El Museo Nacional de Brasil, inaugurado en 1818, era la primera institución científica del país, y albergaba más de 20 millones de objetos, desde esqueletos y animales disecados hasta momias egipcias y valiosos documentos sobre los indígenas brasileños.

    El museo se formó en base a las colecciones del rey Juan VI de Portugal, que se trasladó a este edificio de Río de Janeiro con la familia real cuando dejó Lisboa huyendo de Napoleón.

    Prácticamente toda la colección fue destruida por el fuego, y ahora el edificio está siendo restaurado con ayuda de la UNESCO y de algunos países europeos, aunque las obras avanzan lentamente por la escasez de recursos.

    Etiquetas:
    Museo Nacional de Río de Janeiro, incendio, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook