En directo
    América Latina
    URL corto
    0 01
    Síguenos en

    BUENOS AIRES (Sputnik) — El juez federal Federico Villena fue separado por un tribunal de segunda instancia, la Cámara Federal de La Plata, de la causa en la que investigaba supuestas maniobras de espionaje ilegal a políticos, empresarios, sindicalistas y periodistas durante el Gobierno de Mauricio Macri (2015-2019).

    "Apartan al juez Villena del caso de espionaje ilegal durante el macrismo", anunciaron fuentes judiciales a las que accedió Sputnik.

    Mauricio Macri, expresidente de Argentina
    © AP Photo / Natacha Pisarenko
    La Cámara Federal de La Plata aceptó así el pedido de recusación por presunta parcialidad que presentaron tres exagentes de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), y que fueron indagados el 2 de julio.

    El camarista Roberto Lemos Arias entendió que Villena no sería un juez imparcial, pues el titular del juzgado federal de Lomas de Zamora habría ordenado tareas de inteligencia por las que los espías están imputados.

    En concreto, Villena ordenó distintas tareas de inteligencia e intervenciones telefónicas en el Complejo Penitenciario Federal I, conocido como la cárcel de Ezeiza, en la provincia de Buenos Aires (este), donde estaban detenidos políticos pertenecientes al Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015).

    El juez cuestionado también habría ordenado realizar escuchas sobre el Instituto Patria, el centro de estudios de la actual vicepresidenta.

    Leandro Araque, Facundo Melo y Jorge "el turco" Sáez lograron así apartar al juez Villena, cuyo caso pasa ahora a su colega Juan Pablo Auge, también de Lomas de Zamora.

    Este magistrado indaga en la actualidad en el espionaje al Instituto Patria y a la exmandataria, además de ser el juez que mandó a detener a Alan Ruiz, uno de los jefes de los exespías.

    Las indagatorias previstas para estos días quedaron interrumpidas, entre ellas la de Alan Ruiz y la de Susana Martinengo, exfuncionaria del Ejecutivo de Mauricio Macri detenida desde el 29 de junio.

    Fallo

    Según la Cámara de La Plata, Villena "guarda estrecha relación con las medidas que fueron adoptadas" por el propio juez en otros dos casos.

    Uno parte de una denuncia de la actual interventora de la AFI, Cristina Caamaño, en relación a un expediente de 2017 que investiga las supuestas tareas de inteligencia que se ordenaron hacer ante la celebración de la cumbre del G20 que se iba a realizar el año siguiente en Buenos Aires.

    En este contexto fue espiado el Instituto Patria.

    La otra causa, de 2016, investigaba al empresario Mario Segovia, el llamado "rey de la efedrina", lo que llevó a Villena a autorizar la colocación de una cámara de filmación y micrófonos en sectores de la cárcel de Ezeiza.

    "El juez Federico Villena, como instructor de las causas referidas, era el encargado de controlar y evaluar la legitimidad y el alcance de las medidas ordenadas, por lo cual se encuentra justificado el temor de parcialidad alegado por los recusantes y el pedido de que no quede a cargo de la investigación de las actividades ilícitas derivadas", detalla el fallo.

    El camarista que separó a Villena advirtió que "resulta imperioso señalar que en la presente causa se investigan hechos de notoria gravedad institucional, que ameritan que sean investigados profundamente con la intervención de un juez sobre quien no recaiga ninguna duda sobre su imparcialidad".

    La decisión de separar a Villena ocurre días después de que el magistrado ordenara una veintena de detenciones contra exagentes de AFI, expolicías de la ciudad y la Federal, y exfuncionarios del Gobierno anterior.

    Etiquetas:
    Argentina, juez, espionaje
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook