En directo
    América Latina
    URL corto
    83012
    Síguenos en

    El Banco Central de Venezuela (BCV) iniciará trámites legales para apelar contra el dictamen de un tribunal británico que ha otorgado prioridad al reconocimiento del Gobierno del Reino Unido de Juan Guaidó como presidente interino del país latinoamericano a la hora de dirimir sobre la devolución del oro nacional que está depositado en Londres.

    "El BCV solicitará permiso para recurrir esta sentencia que considera que ignora por completo la realidad de la situación en el terreno [Venezuela]", declaró Sarosh Zaiwalla, del despacho del mismo nombre que representa a la entidad venezolana ante la justicia de Inglaterra y Gales.

    El fallo de una corte de Londres establece que "sería ilegal" entregarle las 31 toneladas de oro al mandatario venezolano porque "Gran Bretaña no lo reconoce como presidente", aunque oficialmente el Reino Unido mantiene relaciones diplomáticas con el Gobierno de Venezuela, presidido por Nicolás Maduro.

    Con este fallo del juez Nigel Teare, que reconoce a Juan Guaidó como "inequívoco" presidente interino de Venezuela, se abre camino para que las 31 toneladas de oro venezolano sean entregadas a la directiva paralela que Guaidó nombró como máximas autoridades del Banco Central de Venezuela.

    El equipo legal que representa a la directiva oficial del Banco Central de Venezuela anunció a través de un comunicado que apelará al fallo.

    "En el caso de BCV, la continuación de relaciones diplomáticas demuestra que el Reino Unido todavía reconoce, de hecho, al señor Maduro como presidente de Venezuela", agregó el equipo legal de la entidad.

    En el transcurso de cuatro sesiones de audiencias, los abogados del BCV argumentaron que funcionarios británicos conspiraron "para evitar que el pueblo venezolano acceda a sus recursos en el extranjero" y presionar así a Maduro financieramente.

    Desde Venezuela, la vicepresidenta del Gobierno, Delcy Rodríguez, había denunciado que Guaidó quería robarse el oro venezolano que el país depositó en 2008 en el Banco de Inglaterra.

    "El Banco de Inglaterra en colusión con delincuentes de cuello blanco como Guaidó decidieron hacer un complot para quedarse con el oro de Venezuela, patrimonio público de la Nación", alertó Rodríguez a finales de mayo.

    Desde octubre de 2018, Venezuela intenta recuperar las 31 toneladas de oro del Banco de Inglaterra. En plena evolución de la pandemia del coronavirus, Venezuela ha pedido que esas reservas, que representan unos 930 millones de euros, sean transferidas al Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo para así poder comprar alimentos, fármacos y material sanitario para la población. Esta decisión complica aún más la situación sanitaria, económica y social del país, que desde 2017 sufre un recrudecimiento del bloqueo económico y financiero impuesto por Estados Unidos.

    Según precisa el abogado que representa a Venezuela en esta disputa, Sarosh Zaiwalla, el presidente Maduro "tiene el control total de Venezuela y de sus instituciones administrativas, y solo puede garantizar la distribución de la ayuda humanitaria y de los suministros médicos necesarios para combatir la pandemia del coronavirus". "Este resultado demorará ahora más las cosas, en detrimento de la población venezolana cuyas vidas están en peligro", alertó Zaiwalla.

    El equipo de Zawalla advirtió al juez que los miembros de la "junta administrativa ad hoc" que actuó en nombre de Guaidó en Londres ni residen en Venezuela desde hace tiempo ni podrían administrar el reparto de ayuda humanitaria.

    No obstante, el juez consideró que las doctrinas de la Ley de Estado y Una Voz le impiden analizar la validez de las acciones de Guaidó dado que Londres le reconoce como el legítimo mandatario de Venezuela.

    El BCV reprochó en las redes sociales la "absurda e insólita decisión" del Alto tribunal inglés, que "pretende privar al pueblo venezolano del oro tan urgentemente necesario para hacer frente a la pandemia de COVID-19".

    La directiva del banco nacional intentó alcanzar un acuerdo extrajudicial con los representantes de Guaidó y el Banco de Inglaterra (BoE, por sus siglas en inglés) para poder repatriar con urgencia una primera partida de 120 millones de dólares, según indicaron fuentes legales a Sputnik.

    Se trata de una operación de canje de oro efectuada a través del Deutsche Bank (DB), cuyos beneficios no se han remitido a Caracas debido a "instrucciones conflictivas" del cliente y están retenidos por administradores oficiales.

    "El BoE, el DB y los administradores son neutrales respecto a la Junta de Maduro y la Junta de Guaidó", señala el juez en la exposición de su fallo.

    Pero la junta ad hoc expresó escaso interés en negociar una solución aceptable para ambas partes y el BoE se aferró a una posición aparentemente distante en un esfuerzo por evitar caer en el medio de la disputa por entre los sectores de Maduro y de Guaidó, según fuentes legales consultadas por Sputnik.

    "Este desenlace retrasará aún más la cuestión, en detrimento de los venezolanos cuyas vidas están en peligro", denunció Zaiwalla.

    Con la pandemia del coronavirus avanzando veloz en América Latina, el recurso sobre la titularidad legal para gestionar el retorno de los lingotes de oro se escuchará probablemente con urgencia en el Tribunal de Apelación, si los demandantes obtienen la venia judicial.

    Juan Guaidó, líder opositor venezolano
    © AP Photo / Ariana Cubillos
    El juez Teare aceptó el reconocimiento por parte del Gobierno británico de Guaidó como "jefe de Estado" interino, aunque no de gobierno, en el relato de 24 páginas que conforma su sentencia.

    El alto magistrado agrega que "cuando se reconoce a una persona, la corte debe aceptarlo". 

    La resolución del juez, que quedó este 2 de julio a la espera de poder ser recurrida, es un paso preliminar de la querella, por ruptura de contrato, que el BCV cursó contra el BoE  en mayo de 2020.

    En un escrito previo remitido al banco emisor inglés, el despacho Zaiwalla resaltó el interés de su cliente en que se facilite al "Programa de Desarrollo de Naciones Unidas (UNDP) la "transferencia de 930 millones de euros (unos 1.000 millones de dólares) del valor del oro".

    Se trataba en definitiva de enviar una señal de confianza de que las reservas venezolanas iban a ser gestionadas directamente por la ONU "de acuerdo con el Plan de Respuesta Humanitaria" ante la crisis del coronavirus.

    "Pese a ello, el BoE se niega a permitir que banco central de Venezuela acceda a sus reservas de oro, paralizando efectivamente los esfuerzos para limitar la propagación del COVID-19 y proteger a los ciudadanos de Venezuela", protestó el despacho de abogados.

    El Gobierno de Boris Johnson ha estrechado relaciones con Guaidó y estableció una "Unidad de reconstrucción de Venezuela" en el otoño de 2019.

    La existencia de dicho unidad, que opera bajo el ámbito de la Cancillería, salió a la luz recientemente gracias a un recurso bajo la ley de acceso a la información presentado por el periodista independiente, John McAvoy.

    Etiquetas:
    oro, Juan Guaidó, Banco Central de Venezuela, Reino Unido, Venezuela
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook