En directo
    América Latina
    URL corto
    0 21
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — El exministro boliviano Carlos Romero, uno de los más estrechos colaboradores del depuesto presidente Evo Morales, dejó la cárcel para pasar a detención domiciliaria mientras es procesado por presunta corrupción a instancias del Gobierno transitorio, informaron medios locales.

    "La justicia aceptó sustituir su fianza de 350.000 bolivianos (50.000 dólares) con la anotación preventiva de un domicilio de la exautoridad", dijo la abogada del exministro de Gobierno, Mónica Ramírez, según reportó la red radial Erbol.

    Romero retornó a su domicilio solo horas después de que el Gobierno transitorio de Jeanine Áñez lo incluyera, junto con Morales y otros miembros de la administración anterior, en una lista de acusados judicialmente por un caso de corrupción ocurrido en mayo pasado.

    El exministro de Gobierno estaba detenido desde enero, cuando el Gobierno transitorio reactivó un antiguo proceso que él mismo había iniciado tras denuncias de irregularidades en una unidad estatal de mantenimiento de aeronaves utilizadas en la lucha antidrogas.

    El monto de la fianza, determinado por un juez la semana pasada, había sido calificado como "injusto y extremadamente alto" por Romero, quien arguye ser inocente y víctima de persecución política de parte del Gobierno de Áñez.

    El Gobierno transitorio ha acusado de diversos delitos a la mayor parte de la plana mayor de la administración de Morales.

    Etiquetas:
    Carlos Romero, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook