En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    El coronavirus en Colombia (218)
    0 0 0
    Síguenos en

    BOGOTÁ (Sputnik) — La propagación del COVID-19, que como en una película de terror ha obligado al confinamiento en buena parte del mundo, impulsa ahora en Colombia un movimiento que parecía olvidado desde hace décadas: los autocinemas como alternativa a las salas de cine, que por estos días permanecen cerradas.

    Colombia contó con su primer autocinema en 1972, hace cerca de 50 años, y por un tiempo se hicieron populares en las principales ciudades del país.

    "Mis hijos, que hoy rondan los 40 años, estaban pequeños en la década de los 80 y era todo un espectáculo ir al autocine con ellos; recuerdo que para poder escuchar el sonido de la película había que montar en la ventanilla del carro un parlante que pesaba un montón", recuerda Alfonso Gaviria, un amante del cine, en diálogo con Sputnik.

    Hoy la tecnología es diferente, pero no por ello más sencilla para traer la moda de los autocinemas, pues el sonido de las películas, que ahora puede sintonizarse en el radio de cada auto, requiere de la asignación de frecuencia en el espectro electromagnético y sólo el pasado 17 de junio se publicó la legislación requerida para tal fin en el país.

    "Con la Agencia Nacional del Espectro (ANE) expedimos la Resolución 148, que facilita la realización de eventos, como la proyección de películas, en donde los usuarios podrán sintonizar el audio en vehículos", publicó ese día la ministra de las Tecnologías de la Información, Karen Abudinen, en su cuenta de Twitter.

    ​La noticia fue bien recibida por las directivas de Cine Colombia, la principal compañía de proyección de películas en el país.

    "Con esta resolución la ministra deja clara la legislación requerida para poder sintonizar el sonido de las películas en el radio. Por consiguiente, Cine Colombia está lista para abrir el autocine", dijo también en Twitter Munir Falah, presidente de esa compañía y quien señaló que sólo quedan por resolver algunos permisos con la Alcaldía de Bogotá, lo que daría paso a la apertura del autocinema en esta ciudad en las próximas semanas.

    Primera crisis

    La verdad es que hace mucho, mucho tiempo, en una tierra muy, muy lejana, la proyección de películas dejó de ser un negocio rentable en Colombia ante la poca afluencia de espectadores.

    Sin embargo, la situación cambió a comienzos del nuevo milenio con la llegada de los Multiplex, enormes espacios dentro de centros comerciales que contienen hasta siete salas de cine, restaurantes y juegos para niños, lo cual hizo que volver al cine fuera toda una película.

    Sólo en el 2019, alrededor de 73,1 millones de espectadores asistieron al cine en Colombia en las diferentes salas con las que cuentan los tres exhibidores más grandes que hay en el país: Cine Colombia, Royal Films y Cinemark.

    De acuerdo con cifras de 2018, Colombia se ubicó en cuarto lugar en Latinoamérica por concepto de recaudo en boletería de cine, con 174 millones de dólares, superado por México con 879 millones, Brasil, con 683 millones, y por Argentina, con 211 millones.

    Así que las cosas iban muy bien hasta que el confinamiento obligatorio por la pandemia dictó "corte" a la proyección de películas en Colombia.

    Nuevo desafío

    Ahora, con un virus de por medio, la propuesta del regreso de los autocinemas es un claquetazo que espera dar un nuevo aire al mundo del cine en Colombia.

    "Me encanta poder tener la idea de ver una película de nuevo en el carro. Era algo que hacía con mi esposo cuando aún éramos novios, en los 70. Lástima que esa tradición se había perdido, aunque ahora puede ser muy bien recibida", dijo a esta agencia Victoria Velasco, una ama de casa bogotana.

    Sin embargo, no todo será como en aquellos tiempos. Debido al distanciamiento social sólo podrán ingresar alrededor de 102 vehículos con un máximo de cuatro pasajeros al estacionamiento del centro comercial Unicentro, uno de los más tradicionales de Bogotá y que se alió con Cine Colombia para realizar la prueba piloto, que de resultar exitosa será llevada a otras ciudades del país.

    Las boletas podrán adquirirse en línea y las personas podrán elegir su posición deseada en el estacionamiento, a donde también se les llevarán los alimentos que hayan comprado por ese medio mientras disfrutan de una película en una pantalla de 20 metros de ancho por 10 de alto.

    La idea es tan atractiva que incluso en días pasados el Ejército de Colombia organizó dos funciones de autocinema en la ciudad de Sogamoso (Boyacá, centro) con el objetivo de reunir productos de la canasta familiar para la comunidad más necesitada del municipio y que se encuentra en aislamiento por el COVID-19, mientras que la compañía Cine Sobre Ruedas espera iniciar pronto sus actividades en Bucaramanga (nordeste), Cali (suroeste) y Bogotá.

    Tema:
    El coronavirus en Colombia (218)
    Etiquetas:
    Colombia, cine, COVID-19
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook