En directo
    América Latina
    URL corto
    0 48
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, advirtió que hay un "golpe de Estado en puerta", después de que la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN), en dos operativos, incautó 107 kilos de sustancias controladas y un lote de explosivos.

    "Sabemos que hay un golpe de Estado en puerta, el Movimiento Al Socialismo [MAS] está buscando desestabilizar al país; no me canso de decir que estamos ante y frente al narcoterrorismo, [es decir] una mezcla de los que hacen narcotráfico con terrorismo", manifestó Murillo, informó la estatal Agencia Boliviana de Información.

    Además, el ministro afirmó que en el operativo policial, denominado 'Dinamita', se aprehendió a una mujer en posesión de 22,4 kilos de marihuana y 480 unidades de dinamita, 250 kilos de anfo (explosivo hecho en base a nitrato amonio y combustible derivado del petróleo), 1.100 detonadores y 10 rollos de mecha lenta.

    Murillo se preguntó qué hacía esta mujer con los explosivos y la marihuana, porque considera que "obviamente no era para la pesca, sino para realizar atentados terroristas".

    En ese sentido, remarcó que no se cansará en decir que mientras el Gobierno está buscando salvar vidas, otros sectores están buscando generar la muerte.

    El expresidente Evo "Morales (2006-2019) y su candidato Luis Arce Catacora están buscando la confrontación, que haya muertos como había de 1999 hasta el 2005 en el Chapare", enfatizó.

    Asimismo, afirmó que Morales ordenó el secuestro del policía que estuvo retenido el 23 de junio por varias horas en el sector de K'ara K'ara, en Cochabamba (centro).

    "Claramente esto ha sido una orden de Evo Morales en venganza de que hemos detenido tres personas, entre ellas una candidata a senadora del MAS, que están involucradas en el secuestro de armas, (en la agresión) a policías y militares en varias ocasiones y en todas las movilizaciones que se han hecho en Cochabamba", dijo el funcionario.

    Centenares de personas realizaron el  23 de junio una vigilia en K'ara K'ara, para exigir la liberación de integrantes de la Coordinadora Popular para la Defensa de la Democracia y la vida de la Zona Sur de Cochabamba.

    Entre los detenidos por las autoridades policiales está los dirigentes por la Coordinadora Popular Osvaldo Gareca y Remmy Fernández, así como la candidata al Senado por el MAS, Lucy Escobar.

    "Con las nuevas detenciones, el Gobierno de facto demuestra que está más preocupado por la política que por la vida; los hermanos Lucy Sara Escóbar, Remmy Fernández y Osvaldo Gareca llevaban ayuda humanitaria e insumos de bioseguridad al trópico para enfrentar la pandemia", afirmó Morales en su cuenta de Twitter.

    El Gobierno de Bolivia ha sido denunciado por organizaciones sociales por perseguir a los dirigentes y desatender a la población en el marco de la pandemia de COVID-19.

    Etiquetas:
    golpe de Estado, Bolivia, explosivos
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook