En directo
    América Latina
    URL corto
    0 50
    Síguenos en

    Pese a que el COVID-19 precarizó aún más el trabajo sexual y las trabajadoras sexuales han sido muy perjudicadas, entre ellas hay un sector especialmente vulnerable: las trabajadoras sexuales de la tercera edad que trabajan y viven en la calle. En Ciudad de México un colectivo de mujeres lanzó una colecta para ayudarlas.

    "Antes y después del COVID-19, las personas que son más vulnerables a enfermarse y quienes tienen menos oportunidades laborales siempre han sido las trabajadoras sexuales de la tercera edad, sobre todo las que trabajan en la calle", dijo a Sputnik Don Anahí, miembro de la Alianza Mexicana de Trabajadoras Sexuales (AMETS).

    Junto al Centro de Apoyo a las Identidades Trans y otras asociaciones, AMETS lanzó la colecta Haciendo Calle, para ayudar con donaciones de alimentos, condones, ropa, kits de cuidado personal, mascarillas de protección sanitaria, alcohol en gel y dinero a las trabajadoras sexuales más perjudicadas por la pandemia.

    "Hemos estado repartiendo sobretodo [en el sureste de la Ciudad de México], en las alcaldías de Iztapalapa, Benito Juárez y Potomok", puntualizó Don Anahí.

    ​Casi enseguida después de haber empezado a entregar las donaciones a trabajadoras sexuales de la tercera edad, se dieron cuenta de que había otras trabajadoras sexuales en condiciones similares: las trans, migrantes, con VIH, las que trabajan en la calle o las que están en situación de calle porque no tienen dónde dormir y "viven con el día a día".

    ​Por el momento llevan entregadas más de 400 despensas y unas 150 donaciones de dinero. También están repartiendo folletos informativos sobre cómo prevenir contagiarse de COVID-19 al momento de tener relaciones sexuales y que facilitan los números y direcciones a las que las trabajadoras pueden acudir en caso de sentir síntomas

    Etiquetas:
    COVID-19, trabajadoras sexuales, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook