En directo
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXCO (Sputnik) — Autoridades mexicanas federales investigan una masacre de 15 indígenas de la etnia ikoots perpetrada el 21 de junio en la sierra de Oaxaca (sur), dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador.

    "Estamos en comunicación con el Gobierno de Oaxaca, es una situación muy triste y lamentable, un enfrentamiento entre comunidades en el mismo municipio, una confrontación por el gobierno municipal" de la alcaldía San Mateo del Mar, dijo el mandatario en conferencia de prensa.

    El episodio ocurrió el 21 de junio, protagonizado entre pobladores de la cabecera municipal y habitantes de comunidades alejadas, que viven en las sierras de ese estado montañoso.

    "Suele pasar que en los gobiernos municipales, cuando hay elecciones y queda como presidente municipal alguien de la cabecera municipal, hay malestar en las comunidades del municipio", explicó el jefe del Ejecutivo.

    El motivo de la discordia podría ser el apoyo para obras o el presupuesto local, que solo se aplicaría en la cabecera municipal y no se distribuye, lo cual "genera rivalidades y confrontación", explicó el gobernante.

    El alcalde de San Mateo del Mar, Bernardino Ponce, confirmó el asesinato de 15 personas, entre ellas dos mujeres.

    Los pobladores de la cabecera municipal habían denunciado actos de hostigamiento por parte de pobladores de la comunidad indígena Ikoot, de Huazantlán de Río, en la remota región del Istmo de Tehuantepec.

    Torturas y cuerpos quemados

    Un grupo armado habría torturado, asesinado y quemado a dos mujeres y 13 hombres, "en una tragedia sin precedentes", informó la alcaldía de San Mateo del Mar.

    La Fiscalía General confirmó la muerte de 15 personas "que presentan contusiones y quemaduras parciales", mientras se espera de peritos médicos terminen las necropsias.

    Los hechos violentos ocurrieron "durante el transcurso del (domingo) 21 de junio y la madrugada del (lunes) 22 de junio, en la agencia municipal de Huazantlán del Río, jurisdicción de San Mateo del Mar, que derivó en la muerte de 15 personas", detalla el reporte oficial.

    Por su parte, la comunidad indígena Ikoots indicó que la intervención de la Guardia Nacional evitó un desastre mayor. La comunidad originaria solicitó a las autoridades de Oaxaca y la federación "ayuda humanitaria inmediata a nuestro pueblo".

    Un "despliegue disuasivo" ha sido implementado con el objetivo de brindar seguridad y "coadyuvar en el ámbito de sus atribuciones y responsabilidades, en las diligencias correspondientes", informó el titular de Seguridad Pública de Oaxaca, Ernesto Salcedo.

    El operativo de las autoridades es garantizar la seguridad en la zona, "privilegiando el diálogo y el pleno respeto a los derechos humanos de la población".

    López Obrador dijo además que las autoridades federales no van a intervenir en "un asunto de diferencias por la autoridad municipal". La participación se limitará a "buscar la conciliación, para que haya diálogo, que haya paz, que se evite el uso de la violencia".

    Las unidades de la Guardia Nacional o el Ejército intervendrían para que se evite la confrontación, adelantó.

    "Son autoridades de usos y costumbres, tenemos que buscar que se concilie pero no con el uso de la fuerza", puntualizó el titular del Ejecutivo.

    La localidad está enclavada en una región remota del istmo de Tehuantepec, en el sur del territorio mexicano.

    El Gobierno de México impulsa en esa zona habitada por comunidades indígenas la construcción de un ferrocarril interoceánico. Un tren y carreteras a los largo de un canal seco de 300 kilómetros unirá el puerto petrolero de Coatzoalcos, estado de Veracruz (sureste), en el Golfo de México, con la terminal portuaria y refinería de Salina Cruz, en Oaxaca, con costas al Pacífico.

    Etiquetas:
    investigación, masacre, Oaxaca
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook