En directo
    América Latina
    URL corto
    El coronavirus en Bolivia (225)
    0 0 0
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — Las elecciones generales pendientes en Bolivia ya tienen fecha, el 6 de septiembre, pero tras el doble récord de casos y decesos por COVID-19 registrado el 22 de junio el calendario puede aún cambiar, advirtió el jefe nacional de Epidemiología, Virgilio Prieto, informaron medios locales.

    "La agenda del país la va a marcar la epidemia (...), posiblemente no podamos ni ir a las urnas", dijo este 23 de junio a medios locales Prieto, responsable del registro diario de la evolución de la pandemia, en línea con el discurso de la presidenta transitoria Jeanine Áñez.

    Bolivia registró el lunes 22 de junio las marcas máximas diarias de 1.105 nuevos contagios y 47 decesos por la pandemia, cifras con las que el total nacional de positivos de COVID-19 ascendió a 25.493 y el de fallecimientos a 820.

    Los contagios y los decesos se duplicaron en las dos últimas semanas, a la par de la disputa política sobre la fecha de las elecciones, cerrada por ahora tras la decisión de la presidenta Áñez de firmar la ley que había rechazado previamente con el argumento de la seguridad sanitaria.

    Ley promulgada

    Áñez pretendía posponer los comicios por lo menos hasta noviembre, lo que sus opositores denunciaron como intento de prorroguismo de la gobernante provisional que asumió en noviembre de 2019 con el mandato constitucional de convocar a elecciones en un plazo de tres meses, ya ampliamente vencido.

    Doblegada por la presión política y del Tribunal Supremo Electoral, la Presidenta, quien es también candidata, firmó la ley el 21 de junio y se declaró no responsable de un eventual recrudecimiento de la pandemia a causa de la campaña proselitista y la votación misma.

    El jefe de Epidemiología dijo que la pandemia podría alcanzar su punto más alto de contagios, al menos 130.000, entre julio y agosto, con riesgo de una segunda ola aún más grave entre septiembre y octubre.

    "Me aterra, la gente no entiende que estamos ante un peligro real (…); estamos empezando la aceleración hacia una masificación que se está llevando vidas y en este momento no sabemos dónde está el virus, cualquiera puede infectarse", declaró Prieto a radio Fides.

    En una declaración previa a la red de televisión Unitel, el responsable de Epidemiología dijo que Bolivia debería aprender de lo que estaba pasando en Chile y Perú, sus dos vecinos occidentales que han sido golpeados con dureza por la pandemia, con altas cifras de contagios y decesos.

    "En todos los países ha faltado todo, ningún país ha estado preparado, nadie ha podido hacerlo mejor porque cuando se llega a la parte explosiva [de la pandemia], los recursos no alcanzan", afirmó Prieto.

    Señaló que en Bolivia la situación puede ser relativamente mucho más grave cuando se alcance el máximo impacto del nuevo coronavirus, por la precariedad del sistema de salud, carente de suficientes profesionales y equipamiento.

    Añadió que, en esta perspectiva, Bolivia debería seguir concentrando sus esfuerzos en prevenir contagios mediante el refuerzo del confinamiento y una toma colectiva de conciencia sobre las medidas de bioseguridad.

    Prieto confió en que la sociedad boliviana no bajará la guardia de la seguridad sanitaria durante la campaña proselitista que se prevé será reabierta en la segunda quincena de julio.

    Tema:
    El coronavirus en Bolivia (225)
    Etiquetas:
    COVID-19, elecciones, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook