En directo
    América Latina
    URL corto
    0 52
    Síguenos en

    Unos 500 trabajadores del Hipódromo de Palermo, en Buenos Aires, denunciaron que no se les permitió salir del establecimiento desde el 20 de marzo, cuando se decretó la cuarentena obligatoria. Durante ese tiempo, debieron dormir en el suelo, sin agua caliente y bajo la amenaza de perder su trabajo si hacían pública la situación.

    Una intervención del Gobierno argentino permitió que unos 500 trabajadores del hipódromo de Palermo, en la ciudad de Buenos Aires, pudieran regresar a sus casas luego de permanecer desde el 20 de marzo encerrados dentro del predio hípico. Los trabajadores denunciaron estar "esclavizados" por sus empleadores y vivir en condiciones precarias.

    Los trabajadores, entrenadores de caballos y empleados de los diferentes studs, denunciaron la semana pasada que no pueden salir del hipódromo desde el 20 de marzo, cuando el Gobierno argentino decretó el aislamiento obligatorio en todo el país.

    Ese día, las autoridades del hipódromo decidieron cerrar las puertas del establecimiento, dejando a los trabajadores dentro, según consignó la agencia estatal Télam. Las autoridades pidieron a los trabajadores que pernoctaran en la Villa Hípica, un recinto aledaño a la pista de carreras destinado al albergue transitorio de caballos y trabajadores vinculados a las carreras.

    Sin poder salir, los trabajadores tuvieron que vivir en las instalaciones del hipódromo durante casi tres meses. De acuerdo al relato de los trabajadores, muchos debieron dormir en el suelo, sin agua caliente y en galpones, recogió el periodista Alan Christian Longy. Solo podían salir, durante una hora por día, algunos trabajadores que debían hacer las compras para sus compañeros.

    Los trabajadores también denunciaron que las autoridades los habían amenazado con que perderían su fuente laboral en caso de que hicieran pública la situación.

    Luego de que la situación se difundiera en medios y redes sociales, el Ministerio de Trabajo argentino decidió enviar a inspectores a fiscalizar la situación.

    "Los agentes han constatado condiciones precarias de habitabilidad y de condiciones de seguridad e higiene en los lugares donde los trabajadores tenían sus camas, sectores de alimentación, baño e higiene personal (duchas), no contando con los vestuarios adecuados ni con instalaciones propicias para que los mismos vivieran allí", señala el informe de la cartera.

    Recién luego de que el Ministerio realizara la inspección, que se concretó el 19 de junio, las autoridades del hipódromo permitieron que los trabajadores pudieran retornar a sus casas.

    Etiquetas:
    pandemia de coronavirus, cuarentena, caballos, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook