En directo
    América Latina
    URL corto
    0 11
    Síguenos en

    Adriana Rivas, exespía del régimen de Augusto Pinochet en Chile (1973-1990) acusada de participar en la desaparición de siete militantes de izquierda en 1976, espera la resolución de la Justicia australiana ante el pedido de extradición chileno. Hasta su detención en 2019, había sido durante 30 años niñera en Australia, país donde reside.

    Adriana Rivas vivió durante 30 años como niñera y limpiadora en Australia. Mucho antes de eso, durante la dictadura de Augusto Pinochet en Chile (1973-1990), había servido como espía del régimen, durante el que, presuntamente, fue responsable del secuestro y desaparición de siete personas. 

    Detenida en 2019 a raíz de un pedido de extradición de su país, se encuentra actualmente en un centro penitenciario en Sidney, capital de Nueva Gales del Sur, donde espera la resolución de su caso.

    El tribunal de Nueva Gales del Sur, a cargo del proceso, deberá emitir una sentencia el 27 de julio de 2020. La resolución no será final, ya que podría apelarse, de ser preciso, en nuevas instancias judiciales, según informó la agencia de noticias española EFE.

    Apodada La Chany, fue la secretaria personal de Manuel Contreras, máximo jefe de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), policía secreta del régimen chileno, donde trabajó desde 1973. En 1978 viajó con su pareja de entonces a Australia, de donde no regresó a Chile hasta 2006. Ese año se la detuvo por los mismos casos por los que actualmente se la quiere extraditar, pero la mujer logró escaparse tres años más tarde y regresó a Australia. 

    Sus presuntos crímenes fueron cometidos en 1976 contra siete activistas de izquierda, entre ellos el entonces subsecretario del Partido Comunista chileno, Víctor Díaz. Los otros nombres son Fernando Navarro, Lincoyán Berríos, Horacio Cepeda, Juan Fernando Ortíz, Héctor Veliz y Reinalda Pereira, quien se encontraba embarazada.

    Excepto Pereira, todos fueron arrestados y desaparecidos durante las operaciones Conferencia I y II de la dictadura de Pinochet contra los integrantes del Partido Comunista, a cargo de la Brigada Lautaro, comando operativo de la DINA de la que Rivas es acusada de haber presidido. 

    Su historia y declaraciones 

    Aunque Rivas, quien ahora tiene 68 años, niega haber cometido los crímenes por los que es acusada, en reiteradas ocasiones se ha manifestado a favor del régimen de Pinochet y de los métodos de tortura.

    "Los mejores años de mi juventud fueron los que viví en la DINA", había asegurado en 2013 a la radio autraliana SBS. En la misma ocasión, afirmó que la técnica de las torturas era "necesaria" para "quebrantar a la gente". 

    Rivas negó además su involucramiento de Díaz en esa oportunidad. "Me tomaron detenida porque yo había participado en la detención y posible asesinato de, ¿cómo se llamaba?, del que era secretario del Partido Socialista. Y esto ocurrió en diciembre del 76, y yo sacando cuentas me di cuenta que no estuve ahí porque ese día se casó mi hermano", explicó en esa oportunidad. Aun así, en su declaración cometió varios errores, ya que el desaparecido pertenecía al Partido Comunista no fue en diciembre, sino en mayo. 

    "El pacto de Adriana" es un documental que narra la historia de La Chany, dirigido por la sobrina de Rivas, Lissette Orozco, que en 2017 ganó el Premio de la Paz en el festival de cine de la Berlinale en la capital alemana. El filme recoge varios testimonios que que develan mucho de sus actividades en la DINA y su vida personal.  

    Mira aquí el tráiler:

     

    Etiquetas:
    Augusto Pinochet, Chile
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook