En directo
    América Latina
    URL corto
    104
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — La presidenta transitoria de Bolivia, Jeanine Áñez, utilizó un acto oficial para lanzar un duro ataque de campaña electoral contra el derrocado exgobernante Evo Morales y su partido, el Movimiento Al Socialismo (MAS), acusándolos de sabotear la lucha contra la pandemia de COVID-19.

    "En este escenario de cuarentena (…) lo que recibimos de Evo Morales, del MAS y del señor Luis Arce [candidato masista] son ataques violentos, viene esta gente con sus ambiciones y negocios cocaleros", dijo la gobernante y también candidata.

    Áñez hizo la declaración en un acto en el cual, junto con la cúpula de la Policía, rindió homenaje a agentes recuperados de COVID-19 que donaron plasma.

    Además, habló sobre la pandemia y la situación política pero no dio señales de que vaya a promulgar una ley que fija para el 6 de septiembre las elecciones generales pendientes, como esperan el Tribunal Supremo Electoral, la mayoría parlamentaria en manos del MAS y otras fuerzas políticas.

    La presidenta transitoria afirmó que, en contraste con los afanes de desestabilización con fines electorales que atribuyó al MAS, el Gobierno y "la enorme mayoría de los bolivianos" estaban concentrados en cuidar la salud y la economía ante la pandemia de COVID-19.

    "Hay dos caminos para Bolivia: por un lado está el camino que ofrece el MAS y su candidato, es el camino de la división y la violencia entre los bolivianos, como lo han hecho durante 14 años, y es el camino por el cual Evo y sus cocaleros intentan retornar al poder", señaló.

    El otro es "el camino que el Gobierno y la enorme mayoría queremos, el camino de la unidad, de los bonos, de reactivar la economía, de cuidar la salud, del orden, de la democracia y de ley. Ése es nuestro camino y ésa es nuestra misión", añadió, sin mencionar la ley de elecciones.

    La presidenta culpó al MAS por el aumento de casos de COVID-19 en el departamento central de Cochabamba, donde está la región cocalera de Chapare, y de recientes protestas contra el confinamiento que derivaron en ataques a torres telefónicas.

    La ley que Áñez se ha negado a firmar hasta ahora fue sancionada la semana pasada por el parlamento, a propuesta del TSE que gestionó para ello un amplio acuerdo político, del cual la alianza derechista de la Presidenta, Juntos, se apartó a último momento.

    Etiquetas:
    lucha, pandemia de coronavirus, Movimiento Al Socialismo (MAS), Bolivia, Evo Morales, Jeanine Áñez
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook