En directo
    América Latina
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — La activista brasileña de extrema derecha Sara Winter (cuyo verdadero nombre es Sara Giromini) fue denunciada por la Fiscalía por un delito de amenazas e injurias contra uno de los jueces del Tribunal Supremo Federal, Alexandre de Moraes.

    En un comunicado, la Fiscalía del Distrito Federal, informó que la joven fue denunciada "por delitos de injuria y amenaza, practicados de forma continuada" contra el juez Alexandre de Moraes desde sus canales de YouTube y Twitter.

    Winter es una destacada simpatizante del presidente Jair Bolsonaro y lidera el grupo 300 de Brasil, que en las últimas semanas promovió una acampada en Brasilia y organizó actos de protesta contra el Tribunal Supremo Federal.

    La joven, detenida el 16 de junio por la Policía Federal, amenazó al citado juez cuando el pasado mes de mayo la policía confiscó su celular y su ordenador en el marco de la investigación que Moraes lidera sobre difusión de "fake news" en el entorno del bolsonarismo.

    En esa ocasión, acudió a las redes sociales e insultó y amenazó al juez: "Juro por Dios que es lo que quería hacer; quería partirle la cara a ese hijo de puta reventado; desgraciadamente, no puedo", dijo.

    También aseguró que el juez tomó la peor decisión de su vida (al autorizar la actuación policial contra ella) y que "nunca más" tendrá paz, porque ella y su grupo iba a "convertir su vida en un infierno".

    La denuncia presentada este 17 de junio por la Fiscalía del Distrito Federal se refiere a estas amenazas, pero descarta denunciar a Winter por delitos enmarcados en la Ley de Seguridad Nacional.

    "En ese aspecto, se promovió el archivo de la representación enviada por el juez", dice la Fiscalía, al entender que no hubo lesión real o potencial de los bienes protegidos por esa ley, porque Winter no impidió el libre ejercicio de la judicatura del juez ni el funcionamiento de la corte.

    El grupo que lidera Winter promovió en las últimas semanas protestas con máscaras y antorchas frente al Supremo (en una estética muy similar a la del Ku Klux Klan), lo que generó una fuerte polémica

    No obstante, la Fiscalía destaca que esa protesta se enmarca en el contexto de la libertad de expresión.

    También rechazó la petición de prisión preventiva de Winter, al no verificar requisitos jurídicos que lo justificasen.

    Si acaba siendo condenada por injurias y amenazas, la activista tendrá que pagar al juez una multa de un mínimo de 10.000 reales (1.900 dólares) por daños morales. 

    Etiquetas:
    TSF, denuncia, amenazas, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook