En directo
    América Latina
    URL corto
    El coronavirus en Ecuador (305)
    0 10
    Síguenos en

    QUITO (Sputnik) — El alcalde de la ciudad de Quito, Jorge Yunda, acudió a la Fiscalía General para rendir su versión dentro de una investigación por supuesto sobreprecio en la compra de 100.000 pruebas PCR para detectar COVID-19, por parte de la Dirección de Salud del Municipio de la capital ecuatoriana.

    "Vine libre y voluntariamente a dar una versión para que (el caso) se esclarezca y podamos contribuir con esta investigación (…) Siempre estaremos colaborando con la justicia", dijo Yunda, tras finalizar la diligencia judicial.

    Yunda llegó a la Fiscalía, ubicada al centro-norte de la ciudad, entre decenas de simpatizantes que gritaban proclamas de respaldo a su gestión.

    La frase "Yunda, amigo, el pueblo está contigo" se repetía constantemente, en medio de un tumulto en que no se cumplió con el distanciamiento social requerido como parte de la emergencia por el COVID-19.

    El funcionario evitó arengar a sus seguidores; sin embargo, a través de su cuenta Twitter dijo: "Quieren la alcaldía, no arranchen, propongan al pueblo y ganen democráticamente en las urnas…".

    En la víspera, Yunda expresó —vía Twitter— que en la ciudad existe un preocupante aumento de la demanda de camas y que la capacidad de la red pública de salud se encuentra al límite.

    En dicho mensaje, el funcionario añadió que pedirá al Comité de Operaciones de Emergencia nacional (instancia del Ejecutivo) una reunión urgente para tomar las decisiones más adecuadas para proteger a los conciudadanos.

    Mientras Yunda rendía su versión en la Fiscalía, los integrantes del Cabildo quiteño sesionaron para conocer detalles de un informe de la Contraloría General del Estado que estableció indicios de responsabilidad penal por irregularidades en un contrato de repavimentación adjudicado por la Empresa de Obras Públicas del Municipio de Quito.

    Por esa contratación, Yunda y una empresa perteneciente al Seguro Social de las Fuerzas Armadas (ISSFA) fueron denunciados en la Fiscalía General por supuestos delitos de presunta delincuencia organizada y peculado en un contrato para la repavimentación de Quito, por un monto aproximado de 51 millones de dólares.

    La denuncia fue presentada por César Montúfar, excandidato a la alcaldía de Quito.

    La denuncia incluye a los gerentes de las empresas de Obras Públicas y de Agua Potable, pertenecientes al Municipio de Quito, así como a una compañía contratista privada, la cual tendría supuestos nexos de amistad con el alcalde, según insistentes denuncias de medios de comunicación locales.

    Tema:
    El coronavirus en Ecuador (305)
    Etiquetas:
    corrupción, coronavirus, Ecuador
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook