En directo
    América Latina
    URL corto
    0 01
    Síguenos en

    BOGOTÁ (Sputnik) — El alto comisionado para la paz de Colombia, Miguel Ceballos, denunció que la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN) reclutó a una menor indígena de 16 años de edad, la obligó a instalar una mina antipersonal y luego la abandonó cuando el artefacto le explotó en sus manos.

    "El ELN reclutó a una menor indígena de 16 años y la obligó a instalar una mina antipersonal, cuando detonó en sus manos la abandonaron. Fue apoyada por la comunidad del resguardo Murindó en Antioquia [noroeste]", dijo Ceballos en declaraciones difundidas por su despacho.

    Según el funcionario, el hecho ocurrió el pasado 23 de mayo en el departamento de Antioquia, donde la menor debió ser socorrida por la comunidad del resguardo indígena Murindó.

    La joven indígena fue trasladada por vía aérea al hospital Pablo Tobón Uribe, de Medellín (Antioquia), donde se le practicaron cirugías, pero perdió las manos y un ojo.

    Ceballos también señaló que desde el año 2002 el ELN mantiene a seis personas secuestradas y que raptó a otras cuatro en hechos recientes.

    "El ELN mantiene 10 personas secuestradas; seis históricos desde el 2002 y recientemente cuatro ciudadanos más. Exigimos al ELN la entrega de todos los secuestrados", dijo.

    Precisó que los últimos cuatro secuestrados son los de Tulio Mosquera, exalcalde de Alto Baudó (noroeste), los ganaderos Juan Pablo Castillo, en Cesar (norte), y Jaime Rueda Guarín, en Casanare (nordeste), así como el de la cabo del Ejército Nubia Correa, quien fue raptada en Arauca (nordeste) hace una semana mientras estaba de vacaciones.

    Combatientes del ELN
    © AFP 2020 / ELN's Portal Voces de Colombia
    Las denuncias de Ceballos se dan luego de que en la mañana del 14 de junio, en la región del Catatumbo, Norte de Santander (nordeste), el ELN liberó a seis personas que mantenía secuestradas, entre ellos dos expolicías de 21 y 22 años de edad, quienes fueron entregados por la guerrilla a una comisión humanitaria de la Defensoría del Pueblo (ombudsman), la Iglesia Católica y del Comité Internacional de la Cruz Roja.

    Colombia rompió de manera unilateral las negociaciones de paz con el ELN en febrero de 2019, luego de que esa guerrilla se adjudicó un atentado con un vehículo cargado con explosivos en la Escuela de Cadetes de la Policía General Santander, en Bogotá, que dejó 22 estudiantes muertos y 60 más heridos el 17 de enero de ese mismo año.

    Según el Gobierno colombiano, durante la administración del presidente Iván Duque —quien asumió en agosto de 2018— el ELN ha cometido al menos 36 secuestros.

    Etiquetas:
    indígenas, Colombia, guerrilla, explosiones, Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook