En directo
    América Latina
    URL corto
    0 07
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — La Cancillería de Bolivia reafirmó respeto a la inviolabilidad de las residencias diplomáticas y confianza en que México no facilitará una eventual huida de siete exautoridades del pasado Gobierno de Evo Morales refugiadas en su embajada en La Paz.

    Bolivia "reitera su confianza sobre el compromiso de las autoridades diplomáticas mexicanas que han transmitido que en la historia de ese país hermano, jamás se ha permitido la salida no autorizada de personas refugiadas en sus sedes diplomáticas y que ello no ocurrirá en Bolivia", dijo la cancillería en un comunicado.

    La declaración surgió al día siguiente de una masiva movilización policial en torno a la residencia diplomática mexicana, explicada con contradictorias versiones gubernamentales, que provocaron una queja de la representación extranjera a la Cancillería.

    Los refugiados son cinco exministros y otros dos exfuncionarios, entre los que se encuentra el exministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, quienes permanecen en esa condición desde mediados de noviembre, tras el golpe contra Morales y la instalación del Gobierno de facto de Jeanine Áñez.

    La Cancillería dijo que la movilización policial buscaba "prevenir cualquier intento de fuga, por parte de las personas asiladas, que eventualmente intenten burlar la seguridad que los gobiernos de México y Bolivia han comprometido para este caso".

    El comunicado señala que el Gobierno transitorio boliviano "ratifica su apego y respeto a las convenciones internacionales que garantizan la inviolabilidad de oficinas y residencias diplomáticas acreditadas en nuestro país".

    Agregó que "por ningún motivo podría ocurrir una intervención de fuerzas civiles, policiales, ni militares a la Residencia de la Embajada de México".

    La movilización de más de dos centenares de policías en la tarde del 14 de junio había sido justificada como "rutinaria" por el comando policial de La Paz y como "antiterorista" y prevención de fuga por el viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría, en alusión a los refugiados, entre otras explicaciones oficiales.

    En la red  social Twitter, la defensora del Pueblo, Nadia Cruz, calificó al incidente como "nuevo asedio policial a la Embajada de México" y Morales denunció que la negativa de La Paz a otorgar salvoconductos a los refugiados era una violación de convenios internacionales.

    Etiquetas:
    Bolivia, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook